Maquillaje: aprende a usar el iluminador

Maquillaje: aprende a usar el iluminador

Por

En primer lugar debes saber que se pueden encontrar en dos formatos: en lápiz y en polvo. La función del iluminador no es otra cosa que, como su nombre indica, la de dar luz.

En tu maquillaje de día habitual, ¿tiene presencia el iluminador? No se trata un producto de maquillaje para cubrir granitos ni pequeños defectos, sino de un complemento más con una función propia. Sirve para devolver la luz a la mirada y al rostro en general, para dotarle de juventud y para resaltar los contornos de la cara. Eso sí, siempre que tengas en cuenta ciertos trucos de maquillaje.

Se trata de un producto que contiene partículas que atraen a la luz, de manera que la piel se ve notablemente más luminosa y llena de vida. Además, los iluminadores pueden tener distintos formatos, que cambian bastante su forma de efectos, formas de uso y trucos de maquillaje.

¿Cuándo es necesario el iluminador? El iluminador es el mejor remedio y truco de maquillaje cuando:

– Cuando tengamos el rostro apagado y sin vida
– Después de una mala noche
– Para combatir los signos del estrés y el cansancio
– El iluminador es esencial para todas las edades

¿Dónde aplicar el iluminador?

– En la zona de la mirada, no te puede faltar un toque en el exterior del lagrimal, otro muy difuminado en el entrecejo y uno en cada sien.
– También en los ojos hay un punto esencial: en el arco de la ceja. Utilizando el iluminador en esta zona conseguiremos ampliar la mirada e incluso provocar el efecto visual de levantamiento de párpado.
– Si no tienes flequillo, aplica iluminador en el centro de la frente, que aportará luz general a toda tu cara.
– Extiende un golpe de iluminador en la parte más elevada de los pómulos para borrar los signos del cansancio.
– Imprescindible un toquecito en cada aleta de la nariz, que nos servirá para alisar y para difuminar las sombras que se forman allí.
– No te olvides de un toque en la barbilla para redefinir ligeramente el contorno del óvalo.

– Por último, un truco de maquillaje imprescindible: no lo apliques sobre las ojeras porque sólo conseguirás destacarlas más.

¿Cómo debo utilizar el iluminador?

– Si es un iluminador en polvo, utiliza un pincel para aplicar los toques. Además, si eres de las que no utilizan sombras de ojos, te servirá para iluminar ligeramente el párpado superior.
– En caso de que sea un iluminador fluido, puedes extenderlo con pequeños toquecitos con la yema de los dedos.
– Tanto un formato como otro se puede utilizar en solitario o por encima de la base de maquillaje. Además, suelen permitir retoques a lo largo del día, algo esencial en nuestros trucos de maquillajeque nos permite no tener que aplicar más fond de teint sino simplemente refrescar con el iluminador.

Lo que hay que evitar: Intenta ponerte siempre poca cantidad de producto, ya que, si aplicas demasiado, tu rostro quedará excesivamente brillante y resaltarás los defectos en lugar de las virtudes. Además, si tienes arrugas en algunas zonas del rostro, no apliques este producto sobre ellas, ya que solo conseguirás que se vean aún más.


Free WordPress Themes, Free Android Games