Malos ojos

Malos ojos

Por

20150313Debemos tener mucho cuidado con los ojos, pues ellos son una de las principales ventanas del corazón.

Muchos cristianos se encuentran perdidos en este mundo. Están muertos espiritualmente porque comenzaron a mirar a sus líderes espirituales (pastor, obispo, etc.) con malos ojos, y su interior pasó a estar en tinieblas.

Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Mateo 6:23

Cuando la persona comienza a mirar a su líder espiritual con malos ojos, toca la autoridad de aquel que es un representante de Dios aquí en la Tierra. ¿Recuerda lo que Él le dijo a Abraham?

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré… Génesis 12:3

Quizás usted pregunte: “Y cuando el líder se equivoca, ¿no tenemos el derecho de reprenderlo o responderle?” No. Sino que debe orar por él y comunicarle a la dirección de la Iglesia, y sus superiores tomarán las medidas correspondientes. Su líder es una autoridad espiritual dentro de la jerarquía del mundo de la fe.

Las Escrituras muestran a las personas que decidieron ver a sus líderes con malos ojos.

Moisés era un líder, un representante del Señor, un libertador escogido por el Propio Dios. A él le pareció bien casarse con una cusita. Si estaba bien o no era otra historia, pero no le correspondía a su hermana María murmurar y creerse con el derecho de juzgarlo. Naturalmente ella lo estaba mirando como su hermano, sin embargo Dios no Se agradó de eso:

¿…no tuvisteis temor de hablar contra Mi siervo Moisés? Entonces la ira del Señor se encendió contra ellos; y Se fue. Y la nube se apartó del Tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa. Números 12:8-10

¡Cuidado con los malos ojos! No permita que el temor del Señor, que es una de las siete manifestaciones del Espíritu Santo, huya de su corazón.Isaías 11:2

¡Que Dios los bendiga!

Colaboró: Obispo Sergio Correia