Los manuscritos del Mar Muerto son las copias más remotas del Antiguo Testamento

Los manuscritos del Mar Muerto son las copias más remotas del Antiguo Testamento

Por

La mayor parte de los libros originales del Antiguo Testamento de la Biblia, escritos en pergaminos de piel de cabra, están en hebreo, aunque algunos textos se encuentran en arameo. El Antiguo Testamento contiene 39 libros. Los 5 primeros (Pentateuco) son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Esos libros contienen historias sobre la creación del mundo, el gran diluvio (Génesis), la esclavitud en Egipto y el éxodo (Éxodo), los 40 años de peregrinación (Números y Deuteronomio), los Diez Mandamientos (Éxodo y Deuteronomio) y reglas detalladas para el sacrificio y la adoración, centrados en el tabernáculo (Éxodo y Levítico).

Quienes escribieron todos esos libros, siglos antes de Cristo, fueron los escribas, sacerdotes, profetas, reyes y poetas hebreos. Historias que fueron pasando de generación en generación y, después, reunidas en colecciones denominadas “La Ley”, “Los Profetas” y “Las Escrituras” – que reunía al gran libro de poesías, Salmos, Proverbios, Job, Ester, Cantares de Salomón, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés, Daniel, Esdras, Nehemías y Crónicas 1 y 2.

Manuscritos del Mar Muerto

El original de un texto es siempre un punto de partida seguro para la edición o la traducción de un libro. En el caso de la Biblia, no existe una versión original del manuscrito, pero gracias a mucho estudio y a los descubrimientos arqueológicos, hoy es posible tener una traducción confiable.

Los manuscritos del Mar Muerto (gran lago que baña a los países de Israel y Jordania, en Oriente Medio), son las copias más remotas del Antiguo Testamento. Datan de entre 168 a. C. y 233 d. C. Fueron siendo descubiertos en el siglo XX, más precisamente en el año 1947, en 11 cavernas de la región de Qumran, en Jericó, en medio del desierto de Judea.

Hoy, después de ese descubrimiento, se tiene conocimiento de que el pergamino de Isaías es el fragmento más antiguo en hebreo. Se estima que fue escrito durante el siglo II a. C. Lo que se comprobó también es que nuestra Biblia moderna es realmente muy similar a las anteriores, en muchos casos, solo con algunas diferencias de ortografía. Los manuscritos del Mar Muerto están guardados y conservados en el Museo del Libro en Jerusalén.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games