Los hombres prósperos de la Biblia

Los hombres prósperos de la Biblia

Por

hombres prosperos

La Biblia Sagrada es un libro con referencias claras cuando el asunto es la prosperidad. Son varios los pasajes del Texto Sagrado que llevan al lector a notar que la riqueza y el éxito económico, pueden alcanzarlas, inclusive, las mismas personas que enfrentan enormes dificultades.

El libro más leído del mundo está repleto de ejemplos de hombres prósperos. Además, son más de 400, las referencias de la palabra “oro” y el mismo número de promesas están relacionadas a la vida financiera; las cuales revelan secretos antiguos, difícilmente encontrados en cursos y manuales modernos sobre el tema.

Son historias como las de José (que de esclavo se volvió gobernador de Egipto) y Josué (que dejó su categoría de siervo para convertirse en un hombre próspero en todo lo que hizo). Hombres que después de haber conocido el poder de la fe, conquistaron y se convirtieron en ejemplos de éxito personal.

La emocionante trayectoria de Josué – que juntamente con Moisés condujo a los israelitas durante el éxodo del Egipto – es destacada en uno de los libros de la escritora norteamericana Catherine Ponder. En su opinión, basta mirar la vida de Moisés y ver que la riqueza y la prosperidad pueden alcanzarse por medio de la fe.

“Josué pasó de esclavo a millonario. Es emocionante el hecho de que pueda suceder lo mismo con cualquier persona que siga los métodos de prosperidad que él siguió, métodos que lo llevarán de la limitación a la abundancia”, afirma Catherine.

Vida de abundancia material y espiritual

Según la escritora, la ambición y el deseo de alcanzar el éxito forman parte de la esencia del ser humano. Todos sueñan con tener una vida de abundancia, tanto material como espiritual a fin de ofrecer a su familia una situación de bienestar y feliz.

Sin contar que quienes ya poseen una vida de calidad, no quieren perder eso de ninguna manera.

En Génesis, el primer libro de la Biblia, es posible encontrar la trayectoria de personalidades muy distintas, pero que empezaron de la nada y lograron llegar al éxito personal.

“Al usar los secretos de prosperidad encontrados en los millonarios de Génesis, es posible entender mejor sobre salud, riqueza, felicidad y cuestiones espirituales”, garantiza Catherine.

Atravesando un camino de fe

Muchas personas dudan del poder de la fe y de la oración cuando el tema es la prosperidad. Por eso, buscan métodos “normales”, considerados más lógicos por quienes buscan el éxito en sus emprendimientos.

Mientras tanto, autoridades en este tema, garantizan que lo que a una persona le lleva normalmente 6 horas, podría ser hecho perfectamente en 1 hora por una persona que  haya orado y meditado antes.

La propia escritora norteamericana es un ejemplo. Ella afirma que, aunque su historia no parte de la miseria absoluta hacia la riqueza completa; sí puede mostrar que salió de la pobreza a la riqueza, gracias a su osadía por prosperar.

Según Catherine, las enseñanzas bíblicas para alcanzar la prosperidad son a prueba de depresión, recesión o inflación y fáciles de poner en práctica con frecuencia.

“Cualquier persona que siga al pie de la letra los principios de prosperidad descriptos en la Biblia Sagrada puede vivir una historia de progreso continuo”, concluye.