Los habitantes de Canoas reciben ayuda de los voluntarios de la Universal

Los habitantes de Canoas reciben ayuda de los voluntarios de la Universal

Por

La Escuela Municipal de Enseñanza Infantil Prof.ª Idára Rocha fue sede de un evento organizado por La Gente de la Comunidad, que se ha convertido en una tradición en la ciudad y se realiza mensualmente.

Aproximadamente 100 voluntarios estuvieron a disposición de la comunidad, que sumó casi 200 personas entre adultos y niños. Los participantes disfrutaron gratuitamente de cortes de cabello, manicura, toma de presión arterial, orientación jurídica y espiritual, además de la distribución de jugo, pochoclos y algodón de azúcar. También se donaron 100 canastas básicas a las familias más necesitadas.

El evento incluso brindó actividades recreativas para los niños, con dibujos para pintar y maquillaje. Maria Rosália Padilha, de 67 años, que recibió atención espiritual, destacó que el evento fue muy bueno y que ella realmente lo estaba necesitando, tanto para su vida como para la de sus hijos, que sufren problemas de salud.

Scheila Ávila, de 42 años, fue una de las voluntarias y destaca la importancia de la iniciativa: “Lo que realmente importa no es el alimento físico, sino el alimento espiritual, llevar la Palabra del Señor Jesús a las personas, así como hicieron conmigo un día”. Ella agregó que independientemente de la placa de la iglesia, la Salvación de las almas debe ser el foco. “Ya estoy ansiosa por colaborar en el próximo evento”, destacó.

El líder del trabajo evangelístico de uno de los templos de la Universal de la ciudad de Canoas, Cezar Sanhudo, de 28 años, también habló sobre la importancia del trabajo. “El evento ayuda a las personas que, a veces, llegan sin rumbo, pensando hasta en matarse, o en niños que son agredidos, que están en las drogas. Le llevamos a Dios a esas personas”, agregó. Él también dijo que la vida espiritual de los que son voluntarios también se desarrolla, ya que, cuando donan su tiempo para ayudar al próximo, Dios suple todas las necesidades.

Al término del evento, el pastor Marcelo Trajano realizó la oración de cura y milagros, en la que las personas fueron libres de los dolores y opresiones. Muchos pastores y voluntarios realizaron oraciones por todos los presentes.

Si usted también desea hacer parte de este trabajo para ayudar al prójimo, busque una Universal más cercana a su casa, y obtenga más información.

(*) Con información de la Universal de Río Grande del Sur