Los dolores del Herpes Zóster desaparecieron

Los dolores del Herpes Zóster desaparecieron

Por

Antes: Silvia: “María del Rosario, mi hija, sufre de Herpes Zóster. Es una enfermedad terrible y muy dolorosa. Ella tiene llagas en la boca, en la garganta y en toda la zona genital. Mi hija lo sufre desde que nació. Los médicos dicen que no tiene cura, es muy difícil vivir así. Las llagas le duelen, no puede caminar y está por repetir de año porque el año pasado se enfermó y quedó postrada dos meses. No vive una vida normal. Las llagas le deformaron los labios”.

Después: “No me duele más, hace 13 años que estaba con esto. El dolor que yo sentía era constante. Durante un mes se iba, pero después volvía. Sufría mucho, no podía vivir una vida normal. Ahora no me duele más. Yo no podía caminar del dolor, caminaba como si estuviera rengueando. Ahora puedo caminar bien, lloro de alegría, porque no me duele más”, cuenta María del Rosario.

Si usted tiene un imposible en su vida o en la de algún ser querido, acérquese a participar de la reunión de los Casos Imposibles este sábado a las 7, 9, 19 y especialmente a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.