Locos por el quirófano

Locos por el quirófano

Por

La carrera hacia la perfección, parece tener una meta inalcanzable, sobre todo cuando el ideal de belleza está en constante cambio. Es por eso que hombres y mujeres, incentivados por los medios de comunicación y las redes sociales, hacen todo lo posible por conseguir que su reflejo cumpla los estándares establecidos.

Una de las consecuencias de la búsqueda de un cuerpo perfecto es la obsesión por las cirugías. Todo comienza con la inconformidad de la propia imagen, el paso por el quirófano es solo cuestión de tiempo.

Según las últimas estadísticas de la Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS) acerca de la demanda de tratamientos quirúrgicos y no invasivos, la liposucción es la cirugía más requerida. Este tipo de cirugía se incrementó al menos 17% desde el 2014. Por otra parte,  las cirugías no invasivas se incrementaron en un 44%.

Argentina sigue la tendencia: “Somos un país donde la estética es muy importante. Tenemos un público muy exigente que nos obliga a estar permanentemente actualizados en lo que a tecnología e innovación se refiere”, aseguró la cirujana plástica Griselda Seleme (MN 80.033), miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (SCPBA).

El top 5 de las cirugías más solicitadas

*Liposucción: Eliminación de la grasa sobrante en el cuerpo mediante su aspiración

*Cirugía de aumento mamario

*Abdominoplastía: Procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal

*Blefaroplastia: Cirugía para rejuvenecer los párpados (demandadas a partir de los 51 años)

*Levantamiento de senos: Desplazó a la rinoplastia

El costo de la belleza artificial

Mariela Ayala pagó un alto precio por querer encajar en los cánones de belleza actuales. Estaba ansiosa, pero la operación cambió completamente su vida: “Era un autoregalo por mi cumpleaños. Lo empecé a buscar por internet y conseguí el que me operaba lo antes posible”.

El día de la cirugía, se fue caminando. En los días que siguieron, los dolores del postoperatorio eran insoportables. La llevaron al Hospital Churruca: “Ahí me dijeron que la infección estaba muy generalizada”. Mariela tenía un shock séptico producido por un virus, estuvo a punto de morir: “Tres veces les dijeron que pasaran a despedirse porque yo no pasaba la noche”. Finalmente, le cortaron la pierna para evitar que siguiera empeorando.

Quizás el caso de Mariela es uno más entre miles de personas. En todo caso,  la obsesión del cuerpo y las cirugías estéticas seguirá cobrándose nuevas víctimas.

Esclavos de la apariencia

El obispo Macedo habló sobre la excesiva preocupación con respecto a la apariencia: “Impera la superficialidad, el exterior es valorado en extremo. Se le da mucha importancia a la juventud, a la belleza, a lo que la sociedad dicta. Pero quien es inteligente, cuida del interior, porque si está mal en su interior, nunca se sentirá satisfecho”.

‘¿De qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?’, (Marcos 8:36). Piense que su alma no tiene apariencia física. No envejece, sobrevivirá toda la eternidad, este cuerpo muere, el alma no”.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games