Lo principal quedó de lado

Lo principal quedó de lado

Por

20161020

Todo en la vida tiene su importancia.

Es importante que usted tenga estabilidad económica, incluso porque, es importante dar testimonio de la grandeza de Dios. Es importante que su salud tenga cuidados especiales, pues es imposible hacer lo que tiene que ser hecho estando debilitado físicamente. Es importante tener una familia estructurada, ya que la base para una buena relación con los de afuera es la relación con la familia.

Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mateo 6:32

Hay otras cosas también muy importantes en la vida de un siervo de Dios, pero, lamentablemente, lo que ha sucedido es que lo realmente más importante ha sido puesto – en la mejor de las hipótesis – en igualdad o incluso por debajo de todas esas cosas.

¿Quiere saber cuándo un siervo de Dios está rondando la zona de peligro? ¿Quiere saber cuándo un siervo de Dios está mal? ¿Quiere saber cuándo él está lejos de Dios?

Cuando ese siervo no prioriza a su Alma. Cuando el cuidado con su propia Alma no es más la primera preocupación. Cuando otras cosas, que no sea el cuidado con el Alma, pasan a ocupar el primer lugar dentro de ese siervo.

No priorizando a su Alma, automáticamente, no cuidará a las otras. No existe la preocupación por ganar el Alma de las demás personas para el Reino de Dios.

Veamos la secuencia del versículo anterior:

Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33

Muchos que antes estaban a nuestro lado en las reuniones de siervos, hoy no están más. Muchos que salían con nosotros por las calles, callejones y cuadras en búsqueda de los sufridos se encuentran ahora en la calle de la amargura, esperando que alguien llegue para rescatarlos.

Veamos todo esto como una alerta para que mantengamos nuestros ojos en el Altar, que santifica todo lo que es puesto sobre él, y para que no perdamos tiempo preocupados por lo material, que solo será santificado si está sobre el Altar.

Colaboró: Obispo Roberto Mauzer

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games