Las torpezas de un aprendiz

Las torpezas de un aprendiz

Por

10-mandamientos-simut

El actor Renato Livera se está riendo mucho. Después de haber sido elegido en una prueba para actuar en la novela Moisés y Los Diez Mandamientos, de la Red Record, él celebra el éxito del personaje Simut, un torpe aprendiz de sacerdote que solo se involucra en problemas. El actor cuenta que siempre le pedía a los productores del elenco interpretar un personaje “del bien”, porque solo había hecho villanos.

“Siempre puse un poco de humor en mis personajes. Incluso en los momentos serios, logré extraer algo que podría dar frescura. Quizás por eso me eligieron para la prueba. Y, cuando la hice, creo que fue amor a primera vista”, dice.

Éxito

Livera explica que usó experiencias de circo, baile, música y teatro para construir el personaje. El resultado salió bien. Las escenas cómicas le agradan al público, que se manifiesta en decenas de comentarios en las redes sociales. Simut obtuvo hasta un perfil gracioso en Twitter. Livera confiesa que no esperaba tanta repercusión.

“Quien me dijo que Simut podría ser un éxito fue mi compañero y querido “maestro” Giuseppe Oristânio (que interpreta el sacerdote Paser). Yo particularmente siempre hice lo que me parecía que tenía que hacer, sin pensar mucho en eso. Pero el éxito de un personaje siempre viene aliado a la dedicación, sin estar muy a la expectativa. Di lo mejor de mí y la consecuencia fue el cariño del público, pues Simut es un personaje que trabaja con la verdad, la ingenuidad, la curiosidad, y el romanticismo”, afirma.

El actor destaca que el texto de Vivian de Oliveira y la unión del equipo contribuyen para el buen resultado del trabajo. Livera también elogia la belleza de la historia narrada en Moisés y Los Diez Mandamientos. “Contar la historia de Moisés es retratar el deseo humano de hoy, la voluntad de habitar en un mundo mejor y más justo”, afirma.

¿Final feliz?

Equivocarse en las pociones es la especialidad de Simut. Además de los esfuerzos para convertirse en un sacerdote, el personaje también tiene otra motivación: encontrar una fórmula capaz de conquistar a Karoma (Roberta Santiago), por quien nutre un amor no correspondido. ¿Lo logrará? “Es como una película de Rocky Balboa, él golpea, golpea, hasta dar el golpe de campeón. Creo que va a ser un poco así con Simut, sino no tiene gracia. Si va a dar un golpe aún no lo sé, pero seguramente él pasará por muchas pruebas y eso, como mínimo, le dará más experiencia”, juega Livera.

El actor agrega que el amor debe continuar siendo el principal objetivo de Simut. “Por lo que sé todavía tiene que hacer muchas mezclas para encontrar la poción perfecta.”

Los sacerdotes egipcios en la Biblia

La Biblia tiene relatos sobre hombres encargados de hacer encantamientos muy similares a los dos personajes de Simut y Paser, de la novela Moisés y Los Diez Mandamientos. En el texto sagrado, ellos son llamados “sabios” y “encantadores”.