Las temidas ITS

Las temidas ITS

Por

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son una de las causas principales de morbilidad en las personas sexualmente activas. Estas pueden desarrollar enfermedades leves o de larga duración que impactan de manera directa en la calidad de vida. La detección y tratamiento oportuno previene la transmisión vertical y el desarrollo de enfermedades en el recién nacido y sus eventuales secuelas.

• El Virus del Papiloma Humano (HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente tanto a hombres como a mujeres.

Existen alrededor de 100 tipos de VPH, pueden ser de bajo riesgo oncogénico, que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado, o de alto riesgo oncogénico, que son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. Estos tipos de VPH también pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero, en la mujer.

• El herpes simple es una infección viral crónica causada por el herpes simplex HSV-1 Y HSV-2. El herpes genital es producido por un virus que se manifiesta a través de pequeñas lesiones o ampollas en los genitales.

¿Cómo se tratan estas ITS? No existe ningún tratamiento que cure estos virus. Las que se tratan son las manifestaciones que tanto el HPV como el HSV suelen presentar. Existen diferentes tipos de tratamiento, según el tipo de lesión.

¿Cómo se transmiten? Por contacto sexual. Son virus de fácil transmisión y muy comunes.

¿Cómo se pueden prevenir? Se ha desarrollado una vacuna contra el HPV que se aplica a los 11 años tanto en niños como en niñas para prevenir el desarrollo de HPV. Además, mediante el uso de profilácticos, pero no es 100% efectivo.

“Me habían detectado una ITS y estaba muy asustada”

Julieta Visser tuvo HVS con tan solo 14 años de edad pero la fe la libró de esa enfermedad.

Debido a los problemas que había entre sus padres, ella se volvió rebelde y a los 11 años de edad comenzó a juntarse con “amigos” que la influenciaron para mal. “A los 13 empecé a involucrarme con malas amistades, empecé a fumar y a tomar alcohol. Un año después salía más, quería estar en la calle y terminé consumiendo marihuana.

Vivía depresiva, cuando estaba sola lloraba, pero delante de los demás aparentaba ser feliz. Por esta situación me cortaba los brazos y las piernas. Estaba de novia y si me peleaba, recurría a los cortes para aliviar mi dolor. Tres veces intenté suicidarme porque no quería seguir viviendo así.

Mi familia no sabía lo que estaba viviendo, incluso les escondía que era bulímica. El peor momento fue cuando me detectaron una enfermedad de transmisión sexual, herpes genital. Estuve muchos días en el hospital para que me realizaran estudios porque corría riesgo de tener HIV también”, cuenta.

Ella decidió recurrir a Dios, perseveró en las reuniones y mediante la fe encontró la solución. Fue sanada, abandonó los vicios y recuperó las ganas de vivir.

Martes a las 8, 10, 16 y principalmente a las 20hs en Av. Corrientes 4070 – Almagro o en la Universal más próxima a su casa.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedrode la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

[related_post themes=”flat”]