Las miradas masculinas pueden faltarle el respeto a la relación

Las miradas masculinas pueden faltarle el respeto a la relación

Por

¿Alguna vez, andando por la calle, usted ya recibió miradas indiscretas o notó que su pareja actuó así con otra mujer? El tema, discutido en el programa “The Love School” – presentado por el obispo Renato Cardoso y su esposa, Cristiane Cardoso –, es el generador de muchos rencores en la relación.

El hombre mira por naturaleza, porque él nota a la otra persona, y eso no debe preocuparle a las mujeres. Según el obispo Renato, los hombres son naturalmente programados para notar a las mujeres. Es como la naturaleza garantiza la supervivencia de la especie, por la atracción de los sexos opuestos.

“El hombre realmente es más visual, sin embargo, también somos lo suficientemente racionales para respetar a la compañera que está a nuestro lado. Toda pareja que se respeta sabe lidiar bien con ese problema”, destacó él.

Mirar o comerse a alguien con los ojos

Ellas, realmente, deben preocuparse ante una situación más delicada, y no tolerar ese tipo de comportamiento indiscreto e irrespetuoso del compañero. Es normal que las personas, tanto el hombre como la mujer, noten la belleza de otras personas. Pero, según Cristiane, existe una gran diferencia entre mirar y comerse a alguien con los ojos.

El obispo Renato compara la semejanza de la situación con el ejemplo del semáforo. “Hay una señal verde, donde es permitido notar a otra persona, la señal amarilla, cuando se mira un poco más y nota que ya es momento de parar, y la señal roja, que es la mirada irrespetuosa.”

El hombre no debe usar como excusa su naturaleza masculina para faltarle el respeto a su compañera. Basta usar la inteligencia para controlar sus instintos. Él debe también ponerse límites a sí mismo. Ser consciente de sus actitudes por ella y por él mismo. “No tiene que continuar una mirada después de la señal amarilla.”

La confianza y el respeto mutuo

La gentileza de los hombres en exceso puede abrir una puerta para “algo más”. Según Cristiane, la mujer conoce a la otra mujer. Entonces, cuando ellos son muy simpáticos, muy gentiles, abren una posibilidad para que la otra se acerque. La mujer también nota de lejos cuando otra mujer se acerca con segundas intenciones.

Para el obispo Renato, es por eso, que la confianza en la relación, y la seguridad en sí misma, son muy importantes. “La confianza no deja a esa situación (de mirar o notar) volverse un problema. A veces, el hombre mira criticando y no admirando.” Incluso porque el centro de su mirada puede ser una mujer que llamó la atención de todos por donde pasaba por su vulgaridad.

Las principales reglas de una relación donde notar al otro jamás confunde al amor son la confianza, la dedicación, la valoración y el respeto mutuo. Colóquese en el lugar de su compañero o compañera y mantenga el equilibrio en la relación.

 

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games