Las escrituras orientan que es mejor no tener deudas

Las escrituras orientan que es mejor no tener deudas

Por

En la actualidad, uno de los grandes problemas es lidiar con las deudas. Las familias argentinas optaron, en diciembre último, por incrementar la toma de deuda con las entidades financieras, a través de préstamos personales en pesos o bien con tarjetas de crédito. Así lo revela el último informe del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo (Cefid), que integran el Banco Nación, Provincia de Buenos Aires, el BICE y el Banco Credicoop.

El estudio refirió que durante diciembre, los préstamos en pesos a las familias promediaron los 172.098 millones de pesos, cifra que exhibió un incremento superior en un 3 por ciento respecto a noviembre anterior.

Deudas más comunes

Tras relevar datos aportados por el Banco Central, la Cefid indicó que la expansión de los créditos a las familias durante el cierre de 2012 se explicó “fundamentalmente” por la financiación del saldo de tarjetas de crédito, que aumentaron en un 3,7 por ciento, a razón de unos 2000 millones de pesos intermensuales, y en “menor medida”, por los préstamos personales, que crecieron un 2 por ciento en su monto, a razón de 1546 millones.

Entre las deudas más comunes se encuentran en: tarjetas de crédito, préstamos, seguros y cheques pos datados.

En otro orden, los créditos prendarios aumentaron un 4,3 por ciento, en unos 914 millones de pesos entre diciembre y noviembre de 2012, mientras que los préstamos por Hipotecas, crecieron un 4,2 por ciento. Los préstamos en dólares para las familias en diciembre pasado registraron, tal como sucedió en los meses anteriores, una caída del 12,6 por ciento, “traccionados por el comportamiento de las financiaciones de saldos de tarjetas de crédito que retrocedieron en 14,4 por ciento (por 39 millones de dólares)”.

Para quien no quiere endeudarse

Por lo antes descripto, las deudas, independientemente de los motivos a los que estén relacionadas, son un serio problema. Especialistas en economía recomiendan algunas medidas para quien no quiere endeudarse: la primera actitud es hacer el diagnóstico financiero anualmente. Elija al menos tres sueños (corto, medio y largo plazo) y elabore un  presupuesto financiero mensual.

Otra medida es ahorrar mensualmente parte de lo que gana para poder realizar sus sueños. Gastar menos de lo que gana ayuda mucho en ese sentido. Para llegar a eso, es necesario tener límites de tarjeta de crédito inferiores a sus ganancias.

Algunos consejos que son más radicales recomiendan no usar cheques cruzados. No tenerlos es una posibilidad muy bienvenida. Además es necesario mantener reservas para situaciones de emergencia, distinguir lo que es esencial de lo superfluo; y comprar siempre en efectivo y con descuento.

¿Qué dice la Biblia?

Si los especialistas nos dan consejos basados en los tiempos que vivimos hoy, la Biblia, mucho antes que los manuales de economía popular y consejos sobre deudas, ya nos daba pautas sobre este asunto. El Libro Sagrado nunca permite o prohíbe expresamente el acto de pedir dinero prestado.

Sin embargo, nos enseña que, generalmente,  no es una buena idea endeudarse. Las deudas nos hacen, esencialmente, esclavos de aquellos a quienes les debemos. Al mismo tiempo que, en algunas situaciones, endeudarse es un “mal necesario”. Mientras que el dinero sea utilizado de una manera sabia y el pago de la deuda sea manejable – un cristiano puede asumir el peso de la deuda financiera, si fuera necesario-.

La Biblia dice en Proverbios 22:7 que nadie es totalmente libre en lo que respecta a las deudas. El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta. En otro pasaje, en Proverbios 3:27-28, nos dice que paguemos las cuentas y las deudas a tiempo: No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, y mañana te daré, cuando tienes contigo qué darle.”

Piense y actúe de forma inteligente. Tenga una alianza con Dios. Y busque alejarse de las deudas.

Participe en la Conferencia Empresarial los días lunes y reciba orientaciones útiles sobre su vida profesional y empresarial. Las reuniones se realizan en la Universal ubicada en Av. Corrientes 4070, Almagro y en todas las Universal del país. Conozca la dirección exacta haciendo clic aquí.