Las divinas propiedades del aceite

Las divinas propiedades del aceite

Por

Más allá de servir muy bien para uso gastronómico, el aceite también tiene mucha utilidad en el sentido espiritual, una vez que es consagrado a Dios. El líquido grasoso con el que los hebreos estaban más familiarizados era el obtenido de las aceitunas. Las aceitunas negras, bien maduras, proporcionaban la mayor cantidad  de aceite, aunque las que aún eran verdes produjesen un aceite de mejor calidad. Después de que los frutos fueran cuidadosamente recolectados de los árboles, los ramitos eran separados y las hojas de las aceitunas eran llevadas hacia el lagar – especie de tanque en el cual se exprimen ciertos tipos de frutos para transformarlos en líquido. La pulpa de la aceituna madura está constituida de aceite, que varía en calidad, conforme el método de procesamiento de la pulpa. Primero, las aceitunas eran colocadas en un mortero y trituradas hasta que quedaran bien aplastadas, o, a veces eran pisadas. Después, los frutos aplastados eran transferidos a cestas coladoras, en las cuales “sangraba” aceite hasta que se soltara el aceite “virgen”. El aceite puro, batido, era colocado en jarros de barro y la pulpa era llevada al lagar.

Alta y baja calidad

Un aceite de calidad común era preparado por medio de la trituración de las aceitunas  en un mortero o en un molino manual. Después que el aceite se escurría de la pulpa, se permitía su clasificación en jarros o en vasijas de barro. El aceite de más baja calidad era aquel extraído del bagazo en un lagar de aceite después de su trituración. La masa triturada de la pulpa era compactada en cestos y apilada entre las dos columnas verticales del lagar de aceite. Se comprimía la pila de cestos con una palanca con peso para retirar el aceite bajo presión, siendo él, entonces, canalizado hacia grandes reservorios para su clarificación. Allí el aceite aparecía, separándose de los pedacitos de pulpa y del agua debajo de él antes de ser decantado y colocado en grandes jarros de barro o en cisternas para almacenaje.

Principales características

El aceite de oliva, que es un alimento de alto tenor energético y una de las grasas más digeribles, era uno de los principales ítems de la alimentación de los israelitas. En muchos casos, ocupaba el lugar de la manteca en la mesa y también tenía fines culinarios. Era el combustible de las lámparas, y se quemaba “aceite puro de olivo”, batido, en las lámparas del candelabro de oro de la tienda de reunión. Se usaba el aceite en conexión con las ofrendas de cereales presentadas a Dios. Como cosmético, era pasado después del baño. Se aplicaba también el aceite para aliviar golpes o lesiones.

Referencias bíblicas sobre el uso del aceite

Como alimento: “… y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite; las harás de flor de harina de trigo.” (Éxodo 29:2; Levítico 2:15; 1 Reyes 17:12  y Ezequiel 16:13)

Usada figurativamente: “Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.” (Salmos 23:5) “Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con aceite de alegría más que a tus compañeros.” (Salmos 45:7)

Para ungir: “Luego tomarás el aceite de la unción, y lo derramarás sobre su cabeza, y le ungirás.” (Éxodo 29:7) “Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido el SEÑOR por príncipe sobre Su pueblo Israel?” (1 Samuel 10:1)

Aplicación como remedio: “Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.” (Isaías 1:6) “Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban.” (Marcos 6:13; Lucas 10:34; Santiago 5:14 y Apocalipsis 3:18)

Símbolo de prosperidad: “Volvió Job a reanudar su discurso, y dijo: ¡quién me volviese como en los meses pasados,como en los días en que Dios me guardaba (…) cuando lavaba yo mis pasos con leche, y la piedra me derramaba ríos de aceite!” (Job 29:1-2;6) “… Bendito sobre los hijos sea Aser; sea el amado de sus hermanos, y moje en aceite su pie” (Deuteronomio 33:24). En esta ocasión, Moisés mostró la bendición para la tribu de Aser, indicando que la misma disfrutaría de bendiciones materiales.

Ayuno: “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” (Mateo 6:17-18)

Liberación: “El Espíritu de Dios el SEÑOR está sobre mí, porque me ungió Dios; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel.” (Isaías 61:1)

Para lámparas : “Y mandarás a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas machacadas, para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lámparas.” (Éxodo 27:20; Levítico 24:2 y Mateo 25:3)