Las actitudes valen más que palabras

Las actitudes valen más que palabras

Por

La misión del Proyecto Atalaya es llevar la Palabra de Dios a tantas personas como sea posible. Sin importarle el credo, color o condición social, los voluntarios se acercan a las personas que más necesitan atención – material y espiritual – y desarrollan con ellas un trabajo de solidaridad y fe.

El responsable por el grupo Fuerza Joven Universal (FJU) en Goiás, el pastor  Antônio Caldas,  explica que el Proyecto Atalaya fue creado por el obispo Marcelo Brayner, líder en el país, para llevar liberación, cura y, por encima de todo, la salvación por medio de la Palabra de Dios. “El proyecto lo realizan los voluntarios de la FJU, que actúan donde hay personas sufridas y que necesitan ayuda”, explica el pastor.

Recientemente, 27 jóvenes del grupo fueron a la Comunidad de Santa Marta, en la ciudad de Aparecida de Goiânia, Región Metropolitana de la capital. La misión fue donar juguetes a los niños y hacer sus tardes más felices.

Según el pastor Antônio, este tipo de actividad social se destaca por llevar al Señor Jesús hasta los más necesitados a través de actitudes. Eso muestra que la verdadera fe es la que actúa ayudando al prójimo.

“Una muñeca, un autito, una pelota u otros juguetes hacen a estos niños sonreír”, afirma él. “Y también nos demuestra lo que podemos hacer por el prójimo y lo simple que es.”

El pastor incluso destaca que el trabajo voluntario realizado cumple uno de los mandamientos más importante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

Visite una Universal más cercana a su domicilio y sepa cómo usted también puede llevar una sonrisa a quien más lo necesita.