La vida imitando a la ficción

La vida imitando a la ficción

Por

n-tapa01825
Elliot Rodger, el joven de 22 años que el pasado viernes 23 mató a seis personas en California, grabó un video en Youtube donde explica su frustración por ser virgen a su edad y por no ser querido por ninguna mujer, además de desplegar una serie de amenazas por el rechazo que afirma haber sufrido, al que califica como una situación de “injusticia” y “crimen”, y por lo cual “castigará” a las mujeres en lo que él llama “El Día de la Retribución”.

Elliot, hijo de Peter Rodger, director de cine y asistente de dirección de la película Los Juegos del Hambre, mató a tres hombres a puñaladas en su apartamento antes de salir en su coche y asesinar a otras tres a tiros mientras conducía por una ciudad universitaria de California. Además de las seis víctimas mortales, otras siete personas resultaron heridas.

Rodger fue encontrado muerto con una herida de bala en la cabeza, tras tratar de huir de la policía en varias ráfagas de fuego cruzado y estrellarse el BMW que conducía contra un vehículo estacionado. Según los agentes, todo apunta a que Rodger se habría quitado la vida. En el vehículo que conducía se han encontrado tres pistolas semiautomáticas y muchas municiones.

Una infancia lujosa
Rodger creció en Woodland Hills, en Los Ángeles, en una mansión de cuatro dormitorios y cinco baños valorada en un millón de dólares. Llevaba una vida de lujo: un coche BMW de, al menos, 35.000 dólares, que usó en la matanza; unas gafas de varios cientos de euros; vuelos en primera clase; sin embargo era infeliz porque aseguraba que todavía era virgen.

En el video, Rodger, sentado en el interior de un coche negro, con el rostro bañado por la luz amarilla del atardecer, se dirige a la cámara para confesar que en los últimos ocho años se ha visto confinado a una situación de “soledad, rechazo y deseos insatisfechos” ya que las mujeres nunca se han sentido atraídas hacia él. “Las mujeres le dan su afecto, su sexo, su amor, a otros hombres, pero nunca a mí. Tengo 22 años y aún soy virgen, ni siquiera he besado a una chica. He ido a la universidad durante dos años y medio, de hecho algo más. Y aún soy virgen”, relata en la grabación.

n-tapa02825El joven continúa su discurso anunciando que sentirá un “gran placer” en matar “a todos ustedes” y que se verá quien es el verdadero “hombre alfa”.

Además del video, Rodger, preparó un manifiesto de 141 páginas en el que relataba un plan detallado para la masacre, comenzado con los crímenes en su apartamento. Según el Sheriff, “todo el material analizado apunta a una masacre colectiva premeditada”.

En todos sus documentos colgados en la red la imagen psicológica que se desprende es la misma: un solitario profundamente frustrado con las mujeres y con su celibato involuntario. En una web donde los jóvenes comparten su rabia por permanecer vírgenes se pregunta “por qué las chicas lo odian tanto”.

La policía ya había visitado el apartamento del autor de los crímenes el 30 de abril, tras una llamada de su madre a los agentes, alarmada por el contenido de los vídeos que su hijo colgaba en la red. Se encontraron, según han relatado, con un chico cortés y educado que no reunía ningún requisito para ser confinado en prisión. Los agentes dicen que este tipo de llamadas son muy comunes y no despiertan ninguna sospecha en especial.

Estaba en tratamiento
Alan Shifman, el abogado de la familia del director, aseguró a los periodistas que Elliot Rodger sufría de “síndrome de Asperger” y que estaba siendo tratado por varios profesionales.

La familia del director de cine ya sospechaba que su hijo Elliot era el autor de los disparos, según señaló su abogado. A través de un comunicado, el abogado señaló que la familia se encuentra profundamente consternada y transmitió las condolencias a todas las familias de las víctimas fallecidas en el suceso.

Elliot Rodgers tuvo desde su más temprana edad problemas emocionales, sobre todo a partir del divorcio de sus padres, según han señalado amigos de la familia, quienes también dicen que en el colegio fue víctima de acoso escolar y burlas por parte de sus compañeros.

En el caso de Rodger, la falta de amor en un hogar bien constituido, la ausencia de una familia y el rechazo al que fue sometido de pequeño formaron un cóctel explosivo, que detonó en su adolescencia al no poder ser feliz en el amor y sentirse rechazado por sus pares.