La Universal inaugura templo en Portugal

La Universal inaugura templo en Portugal

Por

portugal01

La Universal trabaja para esparcir el Evangelio en Portugal desde diciembre de 1989. Fue el primer país de Europa en recibir el Centro de Ayuda (como la iglesia se llama en Europa) y, en esos casi 27 años de historia, el trabajo solo creció. Cientos de iglesias fueron construidas y vidas han sido transformadas por medio de la fe inteligente.

A fines de julio, la población lusitana celebró la inauguración de un templo más. Fue construido en la ciudad de Amadora, que está en las afueras de Lisboa. La inauguración incluyó tres reuniones (a las 9:30 h, 16 h y 18 h) y todas estuvieron llenas.

Reuniones

En el encuentro principal, a las 9:30 h, el pastor Daniel Silva consagró el altar de la nueva iglesia con aceite traído desde el Templo de Salomón, en San Pablo. “Lo más importante de la Iglesia es el Altar. ¡Sin él no existe iglesia! Y, cuando el Templo fue inaugurado por Salomón, lo primero que se puso sobre el Altar fueron los sacrificios”, dijo el pastor.

Las reuniones contaron con diversas oraciones, entre ellas para las parejas y para los niños presentes. Y ni la temperatura de 40 grados impidió que los miembros e invitados participen en la reunión de las 16 horas.

Por otro lado a las 18 horas el encuentro fue realizado por el pastor Pedro Alvarenga. El Centro de Ayuda estaba lleno y muchos por primera vez pudieron conocer el lugar y participaron en la última reunión del día.

El pueblo merece lo mejor

portugal02La preocupación, para que los miembros tuviesen las mejores instalaciones, siempre estuvo en el obispo Macedo. Y para la construcción del templo en Amadora no fue diferente. La estética y la belleza del lugar impresiona a todos. “Puedo afirmar que hace 20 años que esperábamos una iglesia como esta. A lo largo del período de construcción fuimos conociendo su evolución, superó mis expectativas”, celebró João Paulo Cabrita, uno de los fieles que estuvo presente en la inauguración.

Para María de la Glória Santos, tener un nuevo templo significa la realización de un sueño. “Frecuento el Centro de Ayuda hace 26 años. Esta nueva iglesia me parece maravillosa, hacía muchos años que luchábamos por esto, era un sueño. Pienso que esas nuevas instalaciones van a hacer que las personas se sientan más cómodas  y vamos a lograr ganar más almas para el Reino de Dios”, resaltó.