“La tercera guerra es inevitable”

“La tercera guerra es inevitable”

Por

Avigdor Lieberman, el ministro de relaciones Exteriores de Israel, declaró en una entrevista al sitio de noticias israelita Ynet que su país “inevitablemente tendrá que luchar en una tercera guerra mundial con Hezbolá y en una cuarta operación contra Hamás”.

El Hamás es una organización islámica fundamentalista de Palestina con un partido político y un brazo armado. El Hezbolá (bandera en la foto) es una organización política y paramilitar fundamentalista islámica chiisma cuya sede se encuentra establecida en el Líbano. Mientras la mayoría del mundo islámico y árabe considera a ambas entidades como movimientos legítimos de resistencia contra el Occidente y los israelitas; Israel y gran parte de los países occidentales los consideran organizaciones terroristas. Los atentados realizados por los dos contra Tierra Santa y entidades israelitas en otros países son habituales las noticias internacionales.

Uno de los ministros más conservadores de Israel, Lieberman opinó que el ejército israelita no dio una respuesta armada suficiente al ataque de Hezbolá que resultó en la muerte de dos soldados judíos el último 28 de enero. Para el político, Israel debería haber respondido de forma más pesada, en vez de decidir “contener el incidente”. Debería ser una guerra propiamente dicha, según él, y una simple operación u otra. Las tenciones entre Tel Aviv y la entidad libanesa crecen significativamente.

Lieberman también cree que la necesidad de combatir más rigurosamente el Hamás,  que estaría “abasteciendo semanalmente su arsenal” en la Franja de Gaza.

Cómo comenzaron los conflictos

Los conflictos entre judíos e islámicos tuvieron origen aún en los tiempos bíblicos, tomando fuerza en los combates del siglo pasado, desde que Israel fui instituida como Estado después a Segunda Guerra Mundial. Varios países de cultura musulmana se juntan contra Israel en una enemistad que solo crece a lo largo de las décadas, estando bien lejos de una resolución definitiva. Tal escenario de guerra corresponde intensamente  a lo que el libro de Apocalipsis dicta  sobre el Fin de los Tiempos – que, por lo que parece, está mucho más cerca de los se piensa.

Durante el “Ayuno de Daniel”, una de las opciones es pensar si usted está lista espiritualmente para lo que vendrá, qué es lo que va a definir donde estará por el resto de la Eternidad. ¿Ya eligió su lado?

Piense bien sobre eso, pues, al contrario de lo que muchos piensan, no es posible ser neutro. Y el último libro de la Biblia dice claramente qué lado será el vencedor.

Aproveche también para leer las materias con links en este texto. Usted encontrará lo que necesita para entender mejor los conflictos en Tierra Santa. Comparta con sus amigos y familiares y deje su comentario en facebook.