La práctica de la fe lo hace un vencedor

La práctica de la fe lo hace un vencedor

Por

 

En un viaje misionero por Portugal, el obispo Macedo ha ministrado reuniones en diversas regiones. La más reciente se realizó en la Universal de Vila Nova de Gaia, ciudad de la región norte del país, que cuenta con un poco más de 302 mil habitantes.

El tema elegido fue “La fe práctica”. Alrededor de mil personas participaron de la reunión el domingo 13 de diciembre. Entre las enseñanzas dichas, el obispo destacó la importancia de ser obediente a Dios para lograr la victoria en la vida.

“La fe sin actitud, sin acción, sin obediencia, sin práctica, no vale nada”, afirmó. “Por lo que no sirve simplemente tener fe si usted no obedece al Espíritu de la fe, si no actúa, su fe es como un cuerpo muerto, sin espíritu, sin razón.”

De acuerdo con las palabras del obispo, es la práctica de la fe lo que hace de un hombre un vencedor. Después de todo, cuando existe fe, existe certeza de que se logrará el objetivo. Por lo contrario, cuando en el lugar de la fe hay duda, sentimientos como miedo, inseguridad y preocupación, estos, sabotean todos los planes.

4.690x460

La voz que viene de Dios

En una reciente reunión, el obispo Macedo explicó por qué Dios sólo se comunica con el hombre cuando este se permite oír. Él también explicó cuáles son los caminos que el Señor utiliza para llamar la atención del hombre.

Sin embargo, en la reunión del día domingo, él fue más allá, demostrando el poder que la voz de la fe tiene sobre el hombre. Según lo enseñado, cuando aceptamos las orientaciones del Espíritu Santo y practicamos lo que nos es pedido, todo se vuelve posible.

“Usted tiene que depender exclusivamente de esa voz, de la voz de Dios. Tiene que ir en su fe y solo el Espíritu de la fe puede decirle lo que debe hacer. Cuando recibe el Espíritu de la fe, se queda en la dependencia exclusiva de Dios”, afirmó.

Sin embargo, el obispo destaca que no se debe actuar para agradar al pastor, al obispo o a cualquier otra persona. Es necesario estar dispuesto a hacer la voluntad de Dios y únicamente la de Él. En todo momento es necesario tomar decisiones, y para actuar correctamente, solo confiando en Él es posible.

“Tiene que ser libre para actuar y tomar posesión de lo que Dios le dice, pide, orienta y enseña”, afirmó. “No ponga su problema encima de nadie, eso no es inteligente. Es usted quien tiene que resolver sus problemas. Incluso, porque tenemos una fuente inagotable de respuestas a nuestras necesidades, problemas y situaciones: Dios.”

El Ayuno de Daniel, que comenzará el 28 de diciembre, es un período reservado para el acercamiento entre usted y Dios. Utilice estos 21 días con sabiduría, para que también esté apto para oír la voz de Dios y se convierta en una persona victoriosa.