La pornografía vuelve a los jóvenes impotentes, revelan las investigaciones

La pornografía vuelve a los jóvenes impotentes, revelan las investigaciones

Por

Cada vez más personas están sufriendo físicamente por un vicio que, a primera vista, parece inofensivo: la pornografía. De acuerdo con estudios de la Universidad de Nottingham (Inglaterra), esa dependencia hace que los hombres sufran disfunción eréctil, además de problemas psicológicos.

“En el pasado, los hombres con disfunción eréctil que nos buscaban eran mayores y el problema estaba asociado con la diabetes, la esclerosis múltiple o las enfermedades cardíacas. Pero esa situación cambió”, afirma una de las psicoterapeutas más respetadas de Gran Bretaña, Angela Gregory, responsable de algunos de estos estudios.

De acuerdo con ella, actualmente hombres con edad entre 18 y 25 años que no tienen ninguna enfermedad orgánica presentan el problema.  Habiendo sido evaluados por clínicos y especialistas sin éxito en la resolución del problema, llegaron a Angela buscando una solución y descubren que el problema es psicológico.

“Por eso, una de las primeras preguntas que les hago a los pacientes es sobre la cantidad de pornografía que consumen, así como sus hábitos de masturbación. Eso puede ser la raíz del problema para entender por qué no logran mantener una erección”, afirma la especialista.

Ella relata que cuando la persona se concientiza sobre este vicio y asume el compromiso de cambiar sus hábitos, la salud física se restablece.

Lado espiritual

La dependencia de materiales pornográficos no tiene como consecuencia solo problemas físicos, sino también espirituales. Los adictos a la pornografía esperan poder hacer lo mismo que ven en las películas, y terminan volviéndose incapaces de mantener una relación íntima adecuada. La explicación para ese problema es fácil de encontrar:

“Esa expectativa irreal que se crea con respecto al sexo. Muchos hombres desean que la mujer haga aquello y él no recuerda que aquellas personas son actores, son actrices, que él nunca logrará hacer aquello”, afirma la escritora Núbia Siqueira, en un video publicado en el canal “Obreros en Foco“. “La industria pornográfica trata a los hombres y a las mujeres como tontos. Él compra un producto, compra una idea que no puede aprovechar nuevamente en su vida. Él soñará, deseando y sin poder reproducirlo.”

Todo lo que consumen los ojos permanece almacenado dentro de cada uno e influye en nuestros actos. Así, la gran cantidad de pornografía hace que hombres y mujeres deseen reproducir, en la vida real, lo que vieron en videos y fotos. La imposibilidad de eso tiene como consecuencia la incapacidad de mantener la relación sexual con el cónyuge.

Por otra parte, con el aumento de consumo de este tipo de material, aumenta también la necesidad de cosas “diferentes” para obtener la respuesta deseada del propio cuerpo. “Ellos comienzan a tener una dependencia tan grande y el deseo va aumentando cada vez más y la persona va buscando escenas más fuertes, cada vez cosas más fuertes, como con el vicio de la droga”, afirma Núbia. “Es como si la pornografía fuese la antesala de otros pecados que van a surgir y muchos otros pecados.”

Cura

Aunque sea difícil para un adicto abandonar su vicio, esa conquista depende solo de él. El obispo Domingos Siqueira, esposo de Núbia, explica:

“Usted encuentra, por ejemplo, en las redes sociales, mucha prostitución. Usted encuentra mucha suciedad, muchas cosas malas. Pero usted solo entrará en eso si quiere, porque aparece delante de usted la opción de ingresar, pero el que manda en su mano es usted. Entonces usted tiene el poder de decisión.”

La pareja explica que la única forma de liberarse de la dependencia es tomando una decisión rigurosa con respecto al tema, aunque la abstinencia venga. El primer paso, fundamental, es buscar ayuda, conversando con alguien del mismo sexo. “Busque al pastor, busque a una persona que realmente lo pueda ayudar. Usted debe confesar, arrepentirse, confesarle a Dios, que Él lo perdona”, destaca Núbia.

El lugar ideal para hacer eso es participando en el Tratamiento para la Cura de los Vicios, que se realiza los domingos a las 15h, en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o ingrese aquí y encuentre las direcciones de las iglesias donde se lleva a cabo el Tratamiento.

[related_post themes=”flat”]