“La pornografía terminó con mi vida”

“La pornografía terminó con mi vida”

Por

Ilusión, miedo, curiosidad y deseo. Esos son algunos de los sentimientos que hacen que las personas se rindan al mundo de la pornografía, ya sea para su propia satisfacción o simplemente, por la influencia de la pareja.

Muchos afirman que ven este tipo de contenido para estimular la relación o para sentir algún tipo de placer cuando están lejos del compañero. Pero lo que ellos ignoran es el hecho de que las imágenes creadas por la industria del sexo puede transformar el deseo  en compulsión, entorpeciendo la vida personal, sentimental y hasta la profesional.

Según un estudio realizado en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, el vicio de la pornografía es similar a la dependencia de las drogas y el alcohol. Otro estudio, realizado en Brasil por el Instituto de Psiquiatría del Hospital de Clínicas de San Pablo, afirma que la pornografía causa sufrimiento y, con el tiempo, el adicto termina alejándose de la familia, de los amigos, llega al punto de saltarse las comidas por el tiempo perdido con su propia satisfacción sexual.

En un video publicado en una red social, el actor Terry Crews, afirma que era adicto a la pornografía, y que eso arruinó su vida por mucho tiempo, incluso reconoció que necesitaba ayuda.

Esta fue la declaración en el video:

“La pornografía arruinó mi vida de varias maneras. Era mi secreto, no se lo contaba a nadie y eso permitió que el problema crezca. Mi esposa no me reconocía, ni mis amigos. Tuve que ir a rehabilitación.

Y descubrí que no contárselo a nadie lo hace más peligroso,  pero cuando usted lo cuenta, se expone, se abre, el vicio pierde poder. Todo el mundo quiere que guarde ese secreto, pero yo lo expongo. Soy libre de este problema hace 6 o 7 años, gracias a Dios. Y yo me salvé para ayudar a otras personas.

Yo tuve que cambiar mi forma de pensar.  Tomé conciencia de lo que estaba haciendo y cambié, comencé a ver que necesitaba detenerme.

Mi esposa dijo que se iría, y yo no busqué ayuda para que no se vaya. Busqué ayuda porque la necesitaba. Mi esposa decidió quedarse conmigo porque sabía que estaba arrepentido. No basta solo pedir perdón, siempre hay que compensar, arreglar el problema, hacer lo posible para solucionarlo.  La batalla no es contra las personas, la batalla es contra los pensamientos. Los pensamientos que intentan destruir a las personas. Lucho en contra de los pensamientos.”

La pornografía desvirtúa los conceptos que las personas tienen sobre el sexo. Los actores interpretan actuaciones que las personas no suelen hacer, y llegan a protagonizar escenas bizarras y hasta humillantes. “La pornografía es una propaganda falsa, crea dependencia y, como cualquier otro vicio, exige un uso mayor para satisfacer”, explicó el presentador Renato Cardoso en una de las ediciones del programa “The Love School”  también exhibido en la Red Record.

Si usted está pasando por un problema como el que vivió Terry Crews y se encuentra sin fuerzas para lidiar con eso, busque una Universal más cercana a su casa.