La peor salida

La peor salida

Por

peor817Agobiados por los problemas, con deudas y atravesando crisis en la pareja, deciden que la mejor salida es la muerte y se ahorcan. Fabián Rodríguez, empresario teatral, de 47 años, padre de tres y casado con la productora Nazarena Vélez, decidió terminar con su vida el pasado lunes 24 de marzo, mientras ella estaba de vacaciones en Miami.

Días antes, en Nueva York, la modelo y diseñadora L’Wren Scott, de 49 años, tomó la misma determinación que Rodríguez, colgándose en su departamento. Ella era la pareja de Mick Jagger, voz y líder de los Rolling Stones, quien estaba de gira en Australia.

Ambas muertes sorprendieron a propios y ajenos. Como consecuencia, los Rolling Stones cancelaron la gira que estaban realizando por Australia.

Tanto Rodríguez como Scott dejaron una pareja que sigue buscando explicaciones para la decisión trágica de sus amados. “Todavía trato de entender cómo mi amor y mejor amiga pudo acabar su vida de este modo tan trágico. Pasamos muchos años maravillosos juntos que hicieron nuestra vida estupenda. Tenía una gran presencia y su talento era muy admirado, también por mí. Estoy conmovido por los homenajes que la gente le está rindiendo y también por los mensajes de apoyo que estoy recibiendo. Nunca la olvidaré. Mick”, publicó Mick Jagger en su página oficial de Facebook. Los allegados al cantante afirman que está devastado por la noticia.

Por el lado de Nazarena Vélez, la opinión pública está conmovida por la desgarradora despedida que la actriz y productora diera a su marido. Durante el sepelio se la vio aferrada al féretro de su marido y tuvo que ser contenida varias veces por su hija, Bárbara.

Según trascendió, tres días antes de su muerte, Rodríguez había sido condenado a 18 meses de prisión con cumplimiento en suspenso, por estafa en concurso ideal con falsificación de documento privado.

Tiempo antes de suicidarse, el empresario teatral había escrito en su cuenta de Twitter: “Nadie nota tus lágrimas, nadie nota tu tristeza, nadie nota tu dolor, pero todos notan tus errores”. Dos días después, retuiteó un mensaje que decía: “Nadie verá las cosas buenas que haces hasta el día en que les haga falta”. Esas publicaciones eran indicios de lo que iba a suceder más adelante.

Un millón de casos al año
El suicidio mata más que la guerra y el homicidio juntos. Cada 40 segundos una persona decide terminar con su vida, lo que eleva la cifra a un millón de suicidas por año en todo el mundo. A pesar de estos índices alarmantes, todavía es tabú hablar del tema, por ese motivo quien piensa en morir difícilmente busca ayuda.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, entre los principales factores de riesgo están el desempleo, el estrés, los problemas de familia, traumas como el abuso físico y sexual, la pérdida de seres queridos, sentimientos de baja autoestima, trastornos psicológicos, dolores físicos crónicos, problemas para lidiar con cuestiones de orientación sexual y falta de esperanza. So bien no existe un síntoma específico, la depresión, el alcoholismo y la esquizofrenia son características comunes en suicidas.

Según la OMS, el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 10 a 24 años. El índice creció tanto en esa faja etaria que en un tercio de los países ese grupo pasó a ser considerado “de riesgo”. En los últimos 50 años, el número de suicidios creció cerca del 60%.

No existe nada peor que vivir con dolor, sea físico o emocional. Cuando el sufrimiento pasa a ser insoportable y la existencia se vuelve un peso, el suicidio aparece como una respuesta inmediata, no necesariamente por el deseo de morir, sino como una salida para detener el dolor, independientemente de las consecuencias y del sufrimiento que esa actitud cause en amigos y familiares. Morir parece la opción más fácil ante los problemas y desafíos de estar vivo. Se engañan los que piensan en suicidarse, la muerte no es el límite del sufrimiento porque el cuerpo muere, pero el alma sobrevive.

En Argentina funciona la línea de asistencia al suicida. Llamando al 135 desde cualquier punto del país, se puede entrar en contacto con este servicio, que brinda atención y contención a personas en situaciones críticas.

[fotos foto=”Thinkstock”]