La Octomamá tiene asco de sus hijos

La Octomamá tiene asco de sus hijos

Por

Nadya Suleman, también conocida como la Octomamá tras dar a luz a octilizos, ahora lamenta tener 14 hijos tras varios procesos de fecundación in vitro. En una nueva entrevista escalofriante, Suleman dice que odia a sus 8 bebés y que “le dan asco”, mientras dice que los 6 niños mayores son “animales”.

Durante mucho tiempo Suleman ha estado teniendo problemas financieros por tener tantos niños y siguiendo sin trabajo. Es más, ninguno de los planes que tenía para utilizar sus hijos para ganar dinero no se ha convertido en realidad.

Ahora, que está desesperada, con una casa convertida en un caos completo y (una vez más) ante el riesgo de acabar en la calle con sus hijos, Suleman dice para InTouch que lamenta haber tenido tantos bebés y que les odia.

La declaración está escandalizando a la gente no sólo porque se trata de una madre que habla así de sus propios niños. Cuando ella fue criticada por tener tantos bebés aunque claramente no el dinero necesario para cuidar de ellos, Suleman dijo en su defensa que siempre quiso tener una familia grande.

Parece que ha cambiado de opinión

“Odio a los bebés, me dan asco”, dice para la revista acerca de sus octilizos. Siente lo mismo para los niños mayores también.

“Mis seis niños mayores son unos animales, pierdo su control cada vez más porque no tengo tiempo para disciplinarlos”, dice.

Suleman no tiene tiempo para cuidar de sus 14 hijos y, lo que es aún peor, ya no siente ninguna inclinación a hacerlo. Sus problemas financieros la hicieron pensar incluso en suicidarse, según revela.

“Mi cuenta se quedó descubierta por 300 dólares. No tengo dinero para pagar la escuela de los niños, su comida o la hipoteca.”

“La única manera de hacer frente es encerrarme en el baño y llorar. A veces me siento allí durante horas e incluso como sentada en el suelo del inodoro. Cualquier cosa para conseguir paz y

 

tranquilidad. Algunos días pensé en quitarme la vida. No puedo hacer frente a todo esto”, admite

 

Suleman.

“Amo a mis hijos pero desearía no haberlos tenido nunca”, concluye.

La entrevista de InTouch también viene con fotos de la casa de Suleman: en una de ellas, uno de sus hijos es visto comiendo un pedazo de yeso desprendido de la pared, según los informes.

Teniendo en cuenta las declaraciones incendiarias de arriba, hay mucho que hablar en línea ahora sobre si sería mejor si las autoridades competentes llevaran a los bebés de Suleman: ella claramente no les desea más.