La nueva identidad

La nueva identidad

Por

Vidas transformadas, matrimonios restaurados y cambio interior, eso es lo que ha sucedido con miles de personas que ponen en práctica las palabras de fe y fuerza transmitidas diariamente por el obispo Edir Macedo, durante la programación de IURD TV y la emisora radial Red Aleluya.

Este lunes 8, el mensaje del obispo tuvo por objetivo despertar la atención de las personas para que, por medio del sacrificio, tengan una nueva identidad, una vida recta y digna de un hijo de Dios. Lea algunos extractos:

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Filipenses 3.13-14

“En ese mensaje, el apóstol Pablo habla respecto a la resurrección, al encuentro personal con Jesús, al premio de la soberana vocación que es ser hijo de Dios; una nueva criatura, un nuevo hombre, una nueva mujer, qué es dejar de ser Jacob para volverse Israel. La más importante de todas las bendiciones es que la persona se convierta en una nueva criatura, que tenga una nueva identidad.

Uno de los secretos para alcanzar esa nueva identidad es no quedarse mirando hacia atrás. Nosotros tenemos que olvidar el pasado y fijar nuestra mirada en el blanco, que es la llama de la fe. Si nos quedamos entretenidos con el pasado, no saldremos de donde estemos. Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

Mirar hacia adelante. Tenemos que colocar eso en práctica para lograr mantener la fe al día. No podemos quedarnos mirando lo que pasó, ni las conquistas ni los fracasos, ese es el secreto de la fe, es uno de los secretos para tomar posesión de aquello que Dios ha prometido: una nueva vida completamente distinta a todo lo visto hasta hoy”, dijo.

Y agregó:

“La Universal festeja 36 años, que se cumplirán el 9 de julio. La Universal está más madura, y a pesar del sufrimiento, adquirió más experiencia, para que pueda ayudar más intensamente a las personas que han llegado a los templos. Nosotros necesitamos que usted sea una nueva criatura para formar parte de nuestro equipo, pues en el ejército de la Universal, sólo permanece quien realmente nació de Dios”, afirmó.