La Noche del Novio en Argentina

La Noche del Novio en Argentina

Por

En una nueva edición de La Noche del Novio, miles de personas en todo el país pudieron escuchar un mensaje del obispo Macedo que los llevó a reflexionar sobre la relación entre la fe y el Altar: “El Altar es el lugar en el que nos encontramos con Dios cuando sacrificamos. Cuando Abraham tuvo su primer encuentro con Dios, cuando fue llamado para salir de la tierra de sus padres, él no edificó un Altar porque estaba en una tierra pagana, de incrédulos. Dios sacó a Abraham de ahí y lo llevó a la tierra de Canaán. Allí habló nuevamente con él, le hizo promesas, y enseguida Abraham edificó un Altar y ofreció sacrificios a Dios. El Altar era símbolo de Dios en el pasado, y hoy continúa siéndolo, pero no solo el Altar físico, sino la propia persona.

Jesús dijo: ‘¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? (…) ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?’, (Mateo 23:17-19), y el apóstol Pablo, también iluminado por esta idea dijo: ‘¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan?’, (1 Corintios 9:13). Por lo tanto, quien cuida del Altar será sustentado por Él, y quien Lo desprecia, por Él será despreciado. Lo mismo sucede con la fe, quien la cuida, será sustentado por el Autor de la fe, que es el Señor Jesús, y quien la desprecia, será despreciado por Él.

Usted sabe que de las diez vírgenes, cinco entraron y cinco quedaron atrás. ¿Por qué? Porque no se preocuparon por estar continuamente junto al Altar. Ellas dejaron de honrar el Altar y fueron despreciadas por Él.

Cuando estamos lejos del Altar nos perdemos. A veces la solución está delante nuestro y no logramos verla. Hablando de fe es así, si usted deja la fe, el Altar, usted estará solo y no sabrá qué hacer para tomar posesión de las cosas, no sabrá cómo usar su fe.

La ofrenda no es mayor que el Altar que la santifica, pero si no hay ofrenda, ¿qué podrá santificar el Altar? En otras palabras, si su vida no está en el Altar, que es Dios, ¿cómo podrá Él bendecirlo?”.

Este propósito especial por la salvación de su alma se realiza los miércoles a las 20 h en todas las Universal del país.