La medida correcta del sacrificio

La medida correcta del sacrificio

Por

El obispo Edir Macedo transmitió un mensaje de fe por la IURD TV y por la Red Aleluya de radio sobre la importancia del sacrificio y sus beneficios.

“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.” Isaías 55:1

¿Cómo comprar sin dinero? Esta es la pregunta que muchas personas se hacen cuando leen el versículo anterior. ¿Por qué una persona compra sin dinero? Es porque la misma sacrificó, colocó su todo en al altar.

El Altar representa a Dios, y quien no lo toma en serio termina siendo dejado de lado. Pero los que son sinceros, honestos, que tienen la pureza de corazón, que son transparentes y colocan su todo en el Altar, pueden quedarse sin dinero, sin embargo reciben de Dios poder para comprar lo que quieren. Este es el secreto del versículo del libro de Isaías, capítulo 55: que con el poder del Padre, Sus hijos lo pueden todo.

Dios no va a exigirnos nada a lo que no podamos responder. Él nos da las condiciones y solo pide lo que está disponible en nuestras manos. Lo que marca la diferencia no es la cantidad de dinero, sino la fe que la persona tiene. Cuando hay una entrega sincera en el Altar de Dios, eso se llama fe.

El Espíritu Santo es Quien nos convence para que sacrifiquemos. Este es el camino, y una cosa es segura: si hacemos lo más o menos o lo bueno, no podemos esperar lo que queremos de Dios – siempre tenemos que dar nuestro mejor.

La respuesta que queremos de Dios depende de la manifestación y de la disposición de nuestra fe, además de la entrega y de la consideración con el Altar”, dijo.