La mayoría de los sacerdotes acusados de abuso nunca son procesados

La mayoría de los sacerdotes acusados de abuso nunca son procesados

Por

La Iglesia católica nunca procedió en contra de más de la mitad de los casi 3,000 sacerdotes acusados de actos de indecencia  sexual durante la década pasada, informó un alto funcionario del Vaticano.

No ha habido juicios en 60% de los casos, principalmente debido “a la edad avanzada de los acusados”, dijo Charles J. Scicluna, que encabeza la oficina del Vaticano que investiga los crímenes que la iglesia considera graves.
Los sacerdotes involucrados en esos casos fueron sujeto de “medidas administrativas y disciplinarias”, como prohibirles celebrar misa o escuchar confesiones, Scicluna le dijo L’Avvenire, el periódico de los sacerdotes católicos, el fin de semana.

Se espera que en los próximos meses se presenten más acusaciones de abuso sexual por toda Europa.

Casi 20% de los sacerdotes acusados de delicta graviora (delitos graves) fueron sujeto de un juicio por parte de funcionarios eclesiásticos y muchos de ellos fueron encarcelados; 10% de ellos pidieron dejar el sacerdocio y el Papa ordenó la expulsión de otro 10%, dijo Scicluna.

Apenas una fracción de las 3,000 denuncias contra sacerdotes son acusaciones por abuso de menores, añadió.

Casi 60% de estos casos involucra atracción sexual por adolescentes del mismo sexo, otro 30% tiene que ver con relaciones heterosexuales, y el otro 10% se trata de casos de pedofilia en la total extensión del término”, dijo.
El funcionario confirmó que 300 sacerdotes fueron acusados de abuso de menores entre 2001 y 2010.

Hay más de 400,000 sacerdotes en todo el mundo, dijo Scicluna en un intento de ejemplificar que el número de denuncias en contra de curas es relativamente bajo.

La mayor parte de las acusaciones proviene de Estados Unidos, agregó. Scicluna dijo que El Vaticano debería considerar cambios a su política de no procesar imputaciones de larga data.

El Vaticano tiene un límite de 10 años para la prescripción de casos de abuso sexual a partir de que la víctima cumple 18. El papa Juan Pablo II aprobó esa medida en 2001, durante el apogeo de los escándalos de Boston, Massachusetts, y Los Ángeles, California.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games