La lengua, una fuente de destrucción

La lengua, una fuente de destrucción

Por

El verdadero cristiano vive por la fe y la usa para alcanzar los beneficios de Dios para su vida. Él también sabe que jamás debe dejar que su fe sea contaminada por palabras de terceros. Si la fe se salpica, se perderá la vida de muchos en este mundo.

El obispo Edir Macedo explicó que la fe es una fuente de vida, y que nunca debemos dejar que se seque. “La fuente de mi vida es mi fe en el Señor Jesucristo, y si esa fuente se seca a causa de la malicia, es obvio que no funcionará y no traerá beneficios; además, podrá provocar la pérdida de la Salvación eterna”, dijo.

Quien siguió el mensaje trasmitido el pasado 22 de octubre, por TV Universal y también por Red Aleluya, pudo aprender que es necesario taparse bien los oídos ante las palabras proferidas por personas maliciosas, que usan sus lenguas como fuentes de destrucción.

“Las personas, a veces, se dejan guiar por una de sus dudas o por una palabra de crítica, de censura de otra persona. Las palabritas o censuras que hay en medio de la Iglesia hacen que el oyente guarde antipatía por la otra persona. Entonces, ese tipo de cosa denigra la fe de aquellos que están comenzando a andar los caminos de Dios”, explicó el obispo.

“Lava tu corazón de maldad, Jerusalén, para que seas salva. ¿Hasta cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad?” Jeremías 4:14

“Nosotros no podemos nutrir ni motivar ningún sentimiento que lleve a las personas a odiarse unas a las otras; si usted quiere ser salvo, usted tiene que lavar su corazón de la malicia y guardar su lengua, para no destruir a los que están comenzando en la fe. Elimine la malicia de su corazón para que sea beneficiado con lo que Dios ha prometido en Su Palabra”, afirmó.

Si usted desea ser usado por Dios, participe, el próximo domingo 27, del “Día T”, en una de las reuniones de fe de la Universal. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acérquese al barrio de Almagro en Av. Corrientes 4070 o concurra a una Universal cercana a su domicilio. Haga clic aquí para conocer las direcciones en todo el país y el mundo.

 

[fotos foto=”Thinkstock”]