La importancia de la salud bucal

La importancia de la salud bucal

Por

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas?

Las bacterias causantes de infecciones en las encías son un factor de riesgo de enfermedades cardíacas porque interactúan con las plaquetas del flujo sanguíneo y pueden contribuir a la formación de coágulos.

Así lo afirman científicos de la Universidad de Bristol (Inglaterra) liderados por Howard Jenkinson, que presentan las conclusiones de su estudio en la Sociedad de Microbiología General que tiene lugar en el Trinity College de Dublín y que adelanta el diario británico “Daily Mail”.

Hasta ahora, se sabía que la mala salud de la boca aumentaba las probabilidades de sufrir un ataque al corazón o una apoplejía, pero no se había podido explicar el porqué de esa relación.

En una boca sucia puede haber hasta 700 cepas de diferentes bacterias que, si entran en el torrente sanguíneo pueden terminar causando un problema cardíaco, independientemente de que el individuo esté sano, en buena forma física o de su peso.

Los científicos descubrieron que la clave del proceso es que las bacterias procedentes de la cavidad bucal y que llegan a la sangre provocan un agrupamiento de las plaquetas que hace las veces de escudo frente al sistema inmunológico y los antibióticos.

Los científicos consideran que las bacterias procedentes de las encías infectadas aceleran el bloqueo de las arterias.

Su hipótesis es que, al entrar en el torrente sanguíneo, esas bacterias inflaman y estrechan las paredes arteriales aunque otra posibilidad es que esos organismos se adhieran a los depósitos grasos presentes en las arterias, todo lo cual facilitaría la formación de coágulos.

Una boca limpia y cuidada no es sólo un factor estético, la higiene bucal es primordial y se recomienda programar más de una visita al año al odontólogo o dentista, aún cuando no se tengan síntomas aparentes. Ya que la caries puede iniciarse sin provocar dolor o molestia, y aunque sea apenas perceptible, alterará el equilibrio de la cavidad oral.