La historia de Gedeón – parte 17

La historia de Gedeón – parte 17

Por

La confusión y la victoria (Jueces 7:22)

Los madianitas se vuelven unos contra otros, en medio del caos provocado por el sonido de las trompetas y de la ruptura de los cántaros. El miedo destruyó el pensamiento.

Dios aprovecha ese miedo (que Él mismo provocó en los enemigos) para hacer que ellos se maten, multiplicando virtualmente el ejército de Gedeón, ya que ahora el ejército enemigo pasa a trabajar para Israel, de cierta forma, dándole fin a gran parte de los madianitas sin que los 300 necesiten luchar.

Es lo que sucede cuando confiamos en Dios y Él entra en la batalla: los propios enemigos y problemas terminan colaborando para nuestra victoria. Nadie logra destruir a quien tiene ese pacto con Dios.

Cuanto mayor sea el ejército enemigo, más serán las personas trabajando por nuestro bien, incluso sin quererlo. Trabajan por nuestro bien y se autodestruyen en el proceso. Por eso, no hay por qué tenerle miedo al tamaño del problema. Absolutamente NADA amenaza a quien está con Dios.

Continúa mañana…

¡No se lo pierda!

Lea también:

– La historia de Gedeón – parte 16