La guerra contra su mayor enemigo

La guerra contra su mayor enemigo

Por

Cuántos de los objetivos que trazó se convirtieron en realidad. Eso sucede porque muchas mujeres se han dejado vencer por su propio yo.

Para la escritora Aline Mu-nhoz, la batalla contra sí misma es una de las más difíciles de ser encarada: “Sin duda alguna, nuestro yo es el mayor enemigo, porque siempre está entre lo que deseamos hacer y lo correcto.

Es una lucha constante, cada día, hora y minuto. La pregunta es, cómo dominar algo que está dentro suyo. Cómo enfrentarse a sí misma y decirle NO a sus deseos”.

La respuesta es clara, cuando una mujer está decidida: “Es posible negarse a sí misma cuando tenemos el objetivo de agradar y seguir a Dios. Porque Él no nos pediría algo que no fuese posible. Si tenemos un objetivo, tendremos fuerza para dominar nuestro yo y hacer lo correcto”, señala.

Cuando se está determinada, el esfuerzo y la persistencia forman parte de los pasos a seguir. Para reaccionar de esa manera, es necesario dejar de lado los sentimientos y dar oídos a la razón. “La fuerza de Dios no está relacionada con las ganas, pero de esta viene la disposición de obedecer, a pesar de lo que se siente”, concluye.