La fe que llama la atención de Dios

La fe que llama la atención de Dios

Por

Es interesante observar la fe de Elías. Incluso al ser el único profeta que había quedado, en un período donde la incredulidad era total y la miseria estaba presente en todos lados.

Los factores externos no lo influenciaron, porque su fe no era emotiva. Él sabía en lo que creía. Estaba convencido.

Fe dividida

En aquella época, las personas estaban divididas entre los falsos dioses y el Altísimo. Y, por eso, sufrían.

Pero Elías estaba dispuesto a mostrarles a esas personas Quién era el Señor. Para eso, él le propuso un desafío al rey Acab:

“Ahora pues, envía a reunir conmigo a todo Israel en el monte Carmelo, junto con cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y cuatrocientos profetas de la Asera que comen a la mesa de Jezabel.” 1 Reyes 18:19

A causa de esa intrepidez, Dios pudo manifestarse a todos a través de Elías, al hacer que caiga fuego del cielo.

La necesidad del sacrificio

También es posible observar que ese fuego no cayó sin que antes Elías realizara el sacrificio.

La Biblia continúa el relato y muestra que el profeta preparó un novillo. Después, lo colocó sobre una porción de leña, pero sin encender el fuego.

Por lo tanto, el desafío se lanzó: Dios tendría que responder con fuego en aquel Altar (1 Reyes 18:24).

En primer lugar, él restauró el Altar del Señor, que estaba arruinado (1 Reyes 18:30). Colocó sobre el Altar doce piedras, que representaban las tribus de Israel.

Pero el Altar aún no estaba listo. Él derramó agua sobre el holocausto. Inmediatamente después, juntó la leña y puso sobre ella al novillo.

Y, en una época de sequía, ordenó que se derramaran cuatro cántaros de agua sobre el holocausto y la leña tres veces. Por lo tanto, Elías oró:

“… Oh Señor, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, que se sepa hoy que Tú eres Dios en Israel, que yo soy Tu siervo y que he hecho todas estas cosas por palabra Tuya. Respóndeme, oh Señor, respóndeme, para que este pueblo sepa que Tú, oh Señor, eres Dios, y que has hecho volver sus corazones.” 1 Reyes 18:36-37

Después de decir esas palabras, Elías y todo el pueblo presenciaron el fuego del Señor que cayó del cielo. Como resultado, todo fue consumido. No quedó nada del holocausto, de la leña ni de las piedras.

Dios quiere manifestarse

Así, Dios fue glorificado y todos reconocieron que Él era el Único Señor (1 Reyes 18:39).

De la misma manera que Dios se manifestó en la época de Elías, Se manifiesta en la vida de los que creen.

Hoguera Santa de Israel en el Monte Carmelo

Por eso, toda la Universal está en la fe de la Hoguera Santa de Israel en el Monte Carmelo, el lugar donde ese fenómeno sucedió.

Todos los días, en esta fe, los obispos y pastores de la Universal, realizarán una oración desde el Templo de la Fe, con transmisión en vivo a partir de las 23:45.

Usted puede ingresar y ver en www.tvuniversal.org.ar o www.facebook.com/IglesiaUniversal.es

También puede escuchar por Red Aleluya 106.3 o ingresar a www.redaleluya.com.ar

Participe de este propósito de fe

¿Usted quiere la manifestación de Dios en su vida? Entonces, participe de la Hoguera Santa de Israel en el Monte Carmelo, este 2018. Busque una Universal e infórmese (consulte la dirección más cercana).

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games