La fe es perseguida en los días de hoy

La fe es perseguida en los días de hoy

Por

Somalía ocupa el quinto lugar en la lista Mundial de la Persecución

Desde hace más de veinte años, el país se encuentra literalmente en ruinas y sin un gobierno estable. El país está dominado por extremistas musulmanes. A pesar de ello hay personas que siguen a Jesucristo. Las reuniones cristianas se llevan a cabo en secreto.

Si los extremistas musulmanes descubren que alguien tiene una Biblia es asesinado en el acto. No es fácil que los cristianos somalíes se junten.

Hace algunas semanas se dio a conocer la noticia sobre miles de refugiados cristianos somalíes que huyen a Kenia por los brutales ataques y la persecución de Al-Shabaab. Pero en ocasiones, incluso después de cruzar la frontera, esto no detiene a los miembros de este grupo musulmán.

Los cristianos kenianos fueron movidos a alcanzar a los somalíes, a pesar del peligro. Los somalíes necesitan cristianos valientes que crucen el frente de batalla en la frontera y lleven esperanza. Los kenianos confían en que, con sus esfuerzos, los creyentes somalíes puedan evangelizar mejor a los perdidos en su país.

En el siguiente relato se refleja la vida de los cristianos en Somalía

“Empecé a buscar a otros cristianos. Conocí a un hombre que vagaba por las calles pregonando que era cristiano. Las autoridades lo declararon mentalmente trastornado y lo dejaron en paz.”

“Seguí a ese hombre hasta su casa para descubrir si era cristiano. Le susurré que era un “familiar”. El hombre no me respondió. Insistí y al final nos hicimos buenos amigos. Resultó no tener ningún trastorno, sino sólo aparentarlo para poder proclamar la Palabra de Dios abiertamente. Juntos construimos una red de cristianos clandestinos.”