La disciplina es sacrificio

La disciplina es sacrificio

Por

Llega el fin del “Año de la Disciplina”. ¿Qué aprendió en este período y cuánto evolucionó cómo un hombre de verdad? No aquella evolución que Charles Darwin defendía, sino la personal, aquella que, con un firme propósito, sentido de prioridades y determinación, hace que un simple hombre se convierta en un hombre notable, que refleja algo mucho mayor que él.

Vimos aquí casos de hombres así, que enfrentaron el miedo, las tentaciones, las dificultades físicas, psicológicas, económicas, etc. Las personas que no se rindieron a la facilidad de la falsa imagen y buscaron ser lo que la masculinidad ofrece como mejor, sirviendo como buenos ejemplos. Vimos cómo cuidar mejor la apariencia personal, la organización de nuestro espacio, el uso del tiempo, la vestimenta adecuada y cómo no descuidar la salud, entre otros temas.

Y, al final de esta jornada, podemos resumir todo lo que se aprendió sobre la disciplina en una sola palabra: sacrificio. Como bien dijo Renato Cardoso, líder del Proyecto IntelliMen en la reunión final del “Año de la Disciplina”, realizada en el Templo de Salomón: “La disciplina es sacrificio, no se engañe. Por más que la teoría sea maravillosa, la práctica no es fácil. La única manera de mantener la disciplina, es el sacrificio diario”.

Pero, ¿qué quiso decir Renato exactamente con el sacrificio de una forma práctica en nuestras vidas de hombres del siglo 21? Él explica: “En la Biblia, el sacrificio significa muerte. Hay dos tipos de sacrificio – el de sustitución y el de reconocimiento. El Señor Jesús, por ejemplo, se ofreció, sustituyéndonos, para absolvernos de nuestras culpas. Por otro lado el de reconocimiento es “morir para mí”, para mi voluntad, para las cosas que me estorbaban y vivir para las cosas que agradan a Dios, las buenas. La fe que me da acceso a los derechos de quien anda con el Altísimo, exige sacrificio diario”.

Vea el ejemplo preciso que el conferencista nos da. “Un sacrificio del cuerpo para el hombre, de lejos, es el más difícil: la santidad sexual. Usted, que es soltero, mantenerse puro esperando el casamiento delante de un mundo que promueve el sexo, mujeres que se ofrecen, la pornografía gratuita… Mantener su cuerpo puro, ofrecido a Dios en santidad… Sacrificar pensamientos equivocados, porque, si usted los acepta, no logra servir a Dios, sino al diablo”, explica.

Por eso, Renato enseña cuál es el mejor sacrificio: “Usted es la ofrenda que trae beneficio a su propia vida y glorifica al Dios Vivo”. Esta última parte de la frase toca en un punto muy importante: “La motivación para poder hacer ese sacrificio debe ser mayor que solo beneficios personales, como dinero, empleo, matrimonio, ese gran auto. El éxito personal es una consecuencia, no un objetivo. El sacrificio tiene como objetivo mucho más: honrar a Dios visiblemente con nuestras vidas delante de un mundo que no ve al Altísimo a no ser a través de sus ojos”. Sí, mostrándose un hombre real, honrando a Dios, usted “presta” su visión para que el mundo también Lo vea, con una perspectiva diferente, más eficaz.

Sí, “si el hombre es hecho a la imagen y semejanza de Dios para Su gloria, ahí está la verdadera esencia de la masculinidad”, continúa diciendo Renato en la reunión. “A través de su obediencia total hacia Él, Dios promete recompensar con éxito”. Por eso, explica Renato, quien se centra  solamente en sí mismo puede alcanzar eso, pero rápidamente viene la ruina. “La masculinidad real no es ser un hombre según el mundo, mostrar lujo, dinero, aquel auto del que hablamos. Ser macho de verdad, en el sentido total de la palabra, es reflejar a Dios.”

¿Y quién fue el “hombre más hombre” de la historia? “El Señor Jesús”, aclara el conferencista, “por todo eso es que lo decimos, pues Él dijo que quien Lo veía, veía al Padre, y refleja fielmente la Gloria de Dios”.

Reflexione sobre esto, sobre lo que lo mantiene en el mundo y le impide ser hombre. Sabiendo eso, Dios va a permitirle ser el sacrificio vivo del que hablamos.

Hoy en día el respeto es fundamental para que exista una buena relación interpersonal. Si usted es hombre y desea cambiar sus actitudes, el momento es ahora. Participe del proyecto IntelliMen y aprenda cómo ser un mejor hombre. Para más información sobre el grupo ingrese aquí.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games