Japonesa le paga a un extraño para que la escuche

Japonesa le paga a un extraño para que la escuche

Por

Es la segunda vez que la joven Nodoka Hyodo se encuentra con Takanobu Nishimoto solo para desahogarse.

Los dos llegan al lugar convenido, van a un bar, se sientan y ella habla sobre su familia, empleo, noviazgo y otros temas. Él la escucha con atención y hace algunos comentarios.

Todo sería absolutamente normal en esta historia si los dos tuvieran alguna relación personal, pero el hecho es que Nodoka le paga a Nishimoto para que la escuche.

Un reportaje publicado por la agencia de noticias AFP News muestra uno de los encuentros de la pareja, que sucedió en Tokio, Japón, y destaca que tal costumbre es frecuente entre los japoneses.

Pero, ¿pagarle a un extraño para poder desahogarse realmente resuelve el problema de quien busca este tipo de servicio?

Amigo Fiel

Más que tener un “amigo” momentáneo, como buscó Nodoka, la persona debe invertir en tener un amigo fiel, que es Dios. Solo Él es capaz de dirigirnos verdaderamente. El Señor está siempre dispuesto a escucharnos, y sin cobrar nada por eso, solo basta nuestra sinceridad, entereza de corazón. Nos corresponde a cada uno de nosotros buscarlo.

En su blog, el obispo Edir Macedo explica que todo lo que Dios hizo y hace en relación a la humanidad muestra lo cuanto está dispuesto a ser Amigo de cada uno de nosotros, pero los seres humanos no se muestran tan dispuestos a ser amigos de Dios.

Muchas veces, las personas se acercan a Él para conocer los beneficios para su favor y no están preparadas para ser favorables con Él. En un momento de aflicción, ellas se entregan, pero no valoran esa alianza.

Solamente por medio de la Palabra y de la fe podemos acercarnos al Altísimo.

Según el obispo, cuando analizamos las características de un amigo, entendemos el porqué la mayoría de las personas no puede construir una relación de amistad con Dios. “Ellas solo quieren ser favorecidas y no se dan”, explica.

¿Quiere tener al Señor como su amigo fiel? Participe de la reunión del Encuentro con Dios, que se realiza los domingos a las 7, 18 y principalmente a las 9:30h, en Av. Corrientes 4070 – Almagro, o en la Universal más cercana a su casa.