India amarra a una bebé en una piedra para poder trabajar

India amarra a una bebé en una piedra para poder trabajar

Por

e9hyHkaRFZdDV_jLZuTS6nFrG8XWlh8aexOYSNfwn7qykzy4Hv5iIZKjJXHY0cxlBNURbXwZ5OUjWXxP8weRog.690x460Sarta Kalara necesita trabajar. Ella trabaja arduamente en la construcción, cavando tendidos de cables eléctricos, junto con su marido y otras personas. Como en India, ciudad de Ahmedabad, hace mucho calor, ella está obligada a resistir a temperaturas de aproximadamente 40° C mientras trabaja.

Las empresas de la región están más preocupadas con el desarrollo que con la seguridad de sus empleados, contratados en grupos en las pequeñas villas. Por eso, raramente el equipamiento de protección es más que un casco.
En las manos, Sarta lleva sus herramientas de trabajo. Cerca de sí, Sarta también tiene una pesada piedra con una cinta plástica atada. Del otro lado de la cinta una bebé.

Más común de lo que se imagina

REUTERSAMIT DAVE.690x460Shivani es la hija menor de Sarta y no tiene a nadie que la cuide durante las nueve horas diarias en las que los padres trabajan. Por eso, la madre la mantiene agarrada siempre a alguna piedra que le impida irse a la calle.
“Hay un tránsito muy intenso, no tengo opción. Hago esto por su seguridad”, cuenta Sarta que, a pesar del llanto de la niña, sigue atando tanto a Shivani como a su otro hijo de tres años de edad.

Según la agencia de noticias Reuters, India cuenta actualmente con 40 millones de constructores civiles, 5 millones son mujeres. Por eso, es muy común ver a los niños jugando en la tierra, corriendo en las calles, o atados mientras que los padres trabajan, ya que las guarderías de la región son pagas.

Casi todos los embarazos de estas familias fueron accidentales. Los padres no se cuidaron y ahora los niños sufren.

El momento correcto para tener hijos

Los conferencistas Renato y Cristiane Cardoso, autores de libro “Matrimonio Blindado”, defienden que para que una familia sea exitosa interna y externamente es necesario usar la razón. Para que la pareja tenga hijos, por ejemplo, deben reflexionar, planear detalladamente, que ni los padres ni los niños sufran por la falta de condiciones adecuadas para la crianza de un ser humano.

“Es importante tener estabilidad económica. Desde el momento en el que nace hasta que estudie en la facultad, un hijo trae gastos exorbitantes. Lo mejor es que la pareja tenga lo mínimo y necesario, para garantizar que el niño crezca con los recursos que le proporcionen un buen desarrollo”, afirma la pareja en su Facebook.

Otro punto abordado por los conductores es el hecho de que muchas personas piensan que un hijo es capaz de restaurar el matrimonio que no está bien. “Es un absurdo traer un niño al mundo para intentar salvar la unión. La pareja tiene que compartir la felicidad que ya tiene con el niño, y no esperar eso de él”, advierten.

¿Se puede decir que una pareja que trabaja en condiciones parecidas a la esclavitud moderna y necesita atar a sus hijos bebés en piedras está adaptada y feliz, lista para la crianza de los niños?

Obviamente no. Este es un caso extremo. Pero ¿cuántos niños nacen sin ser planeados, y los padres tienen dificultades para criarlas, o por estar en una relación complicada o por cuestiones económicas o hasta incluso por no tener tiempo para dedicarse a un bebé?

“Lo más difícil no es traer un niño al mundo. ¡La principal misión es educarlo! Para eso él necesitará padres que se amen antes de amarlo y un ambiente en el que el diálogo, el amor y el respeto sean verdaderos”, concluye la pareja.

Establecer una familia sólida para la educación de un ser humano no es fácil. Por eso, Renato Cardoso aconseja a los padres en la Transformación Total de Padres e Hijos, todos los domingos, en la Universal. Participe y descubra el mejor camino para guiar a su familia.