Igualdad de género: ¿Realidad o utopía?

Igualdad de género: ¿Realidad o utopía?

Por

¿Cuánto ha avanzado realmente la mujer en el último siglo?

Según un spot realizado por la BBC por el Día Internacional de la Mujer, “los tiempos cambiaron, pero los números permanecen iguales”. En ese sentido, sostiene que “sigue siendo más probable que un hombre gane más plata que una mujer haciendo el mismo trabajo”. Además, los hombres tienen más probabilidades de trabajar en el gobierno o convertirse en directores de una compañía.

Tampoco en la sexualidad, considera la BBC, la mujer ha ganado la batalla. “Los hombres tienen menos posibilidades de ser criticado por su comportamiento promiscuo y casi ninguna posibilidad de convertirse en víctima de abuso sexual”, indica la cadena británica.

Ser madre, un beneficio que la naturaleza dio a la mujer, sigue siendo de alguna manera una desventaja en el campo laboral, según sostiene el spot.“Los hombres no tienen casi riesgo de perder su trabajo por elegir ser padres o convertirse en padres accidentalmente”, a diferencia de las mujeres.

Los números

“Las mujeres son responsables de dos tercios del trabajo hecho en todo el mundo, pero sólo representan el 10% de los ingresos totales y son dueñas del 1 por ciento de las propiedades”, indica el spot. Pero “no es sólo una cuestión de plata y poder”, aclara. Cada año, miles de mujeres de todo el mundo son víctimas de abusos sexuales y violencia doméstica.

“En la mayoría de los países, las mujeres ganan entre el 70% y el 90% de los salarios de los hombres, y la brecha es aún más amplia en algunos países latinoamericanos”, sostiene la publicación de la BBC.

Tampoco se ven favorecidas en el acceso a la tierra. Según, datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) “la propiedad de tierras agrícolas por parte de las mujeres representa sólo una fracción de la de los hombres”.

En cuánto al acceso a la política, la ONU destaca que en ninguna región del mundo se ha logrado el nivel del 30% de puestos de liderazgo a cargo de mujeres.

Además, la BBC publica que hasta la fecha existe sólo un 18,6% de mujeres en los parlamentos de todo el planeta. Sin embargo, 29 países han alcanzado o sobrepasado el 30%. De esas 29 naciones, por lo menos 24 han introducido cuotas en el Poder Legislativo. “En todo el mundo, las mujeres ocupan apenas el 16% de los puestos ministeriales”, indica la cadena británica.

Por otra parte, el artículo destaca el acceso al liderazgo político en la región latinoamericana, resaltando a las mujeres que llegaron a ser presidentas en distintos países: Dilma Rousseff (Brasil), Laura Chinchilla (Costa Rica), Cristina Fernández (Argentina), Michelle Bachelet (Chile) y Mireya Moscoso (Panamá).

“La inserción de mujeres en puestos de decisión se ha visto reforzado en la región por cambios en las leyes electorales para establecer cuotas de inscripción de candidatas a los congresos nacionales”, explica la BBC.Por eso concluye: “¿Somos iguales? Hasta que la respuesta sea ‘Sí’, no debemos dejar de preguntarnos”.

La violencia, otra cuenta pendiente


Con al menos 215 femicidios durante 2010, y por lo menos 33 en lo que va del año, la violencia de género se convirtió en el tema del día. La Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) presentó la campaña internacional para acabar con la violencia hacia las mujeres y el VIH/sida. “Nueve de cada 10 mujeres que viven con VIH encuestadas en Argentina padecieron alguna forma de violencia. La violencia contra las mujeres aumenta su vulnerabilidad al virus; y a su vez el VIH/sida es un factor de riesgo para que las mujeres sufran violencia”, señaló la presidenta de FEIM, Mabel Bianco.

En la Ciudad, el Ministerio de Seguridad anunció que en el primer semestre se pondrá a disposición de las víctimas de violencia de género y doméstica, un botón antipánico, para que puedan pedir ayuda a la Policía Metropolitana en el caso de que el agresor viole la restricción de acercamiento impuesta por la justicia.El ministro Eugenio Burzaco explicó a Clarín que se trata de un pequeño dispositivo portátil que puede estar oculto. Al activar un botón, suena una alarma en la oficina del Sistema de Emergencias de la Policía Metropolitana. Al mismo tiempo, el aparato tiene un sistema de georreferenciamiento, para ubicar con exactitud a la víctima y enviarle un patrullero. En caso de colocarlo en el teléfono celular, permite además que la víctima hable con la Policía.

El Ministerio de Seguridad está avanzando en esta medida junto con el de Desarrollo Social y con la Policía Federal, con la cual firmó convenio. En caso de que no haya un móvil de la Metropolitana cerca de donde se halla la víctima, se avisará al Comando Radioeléctrico de la Federal.

Mientras tanto, no hay en Argentina ni una sola encuesta de población de alcance nacional que pueda dar cuenta de la incidencia de la violencia contra las mujeres. Sin esa información básica es imposible determinar la suficiencia de los servicios disponibles.

Se sabe que durante el año 2010 el Observatorio Regional de Medios de ELA registró la publicación de un promedio de 227 noticias por mes referidas a diferentes manifestaciones de violencia sobre las mujeres; más de la mitad de ellas publicadas en la sección Policiales de los 15 diarios de circulación nacional y local relevados en Argentina.

También se sabe que la organización civil La Casa del Encuentro contabilizó 260 feminicidios (muertes violentas de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas), ocurridos en el país durante el año 2010, según su relevamiento de las noticias aparecidas en agencias de noticias y 120 diarios de distribución nacional y provincial.

Es conocida también la existencia de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD), dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que recibe denuncias sobre violencia en la Ciudad de Buenos Aires, durante las 24 horas. Gracias a sus registros, se sabe que en sus primeros 25 meses de funcionamiento atendieron 13.906 casos, con un promedio de 18 denuncias diarias recibidas en su sede ubicada frente al palacio de Tribunales.

Pero todo es insuficiente, no hay ni una sola encuesta de población de alcance nacional que pueda dar cuenta de la incidencia y prevalencia de la violencia contra las mujeres en el país.

En este contexto, ¿es posible hablar de igualdad?

Fuentes: Clarín, La Nación – Fotos: Télam, Corbis


Free WordPress Themes, Free Android Games