Hijos en la Obra de Dios

Hijos en la Obra de Dios

Por

“y sacó a su pueblo con alegría, y a sus escogidos con gritos de júbilo” Salmo 105.43

El pueblo de Israel quedó alegre y feliz cuando salió de la esclavitud de Egipto. Pero tuvo que luchar para conquistar la Tierra Prometida, y después de tomar posesión de ella, trabajó duro para sobrevivir y mantenerse en su posesión. Hoy enfrentamos esa misma lucha, la supervivencia de la fe en este mundo de persecución y odio.