Hijos de la mentira

Hijos de la mentira

Por

bpmacedo00950

Muchos, infelizmente, incluso dentro de las iglesias, siendo obreras, obreros, pastores, obispos, esposas, incluso siendo de la fe, no honran al Señor con sus servicios. No Lo honran con su vida. No Lo sirven.

Son personas que, en su mayoría, están pensando en sí mismas, son egoístas. Quieren su propio bienestar. Quieren aprovecharse del nombre de Jesús y de las promesas de Dios para beneficiarse a sí mismas y especialmente a sus familias.

Por ese motivo, muchos no Lo sirven, aunque digan ser cristianos. Porque el cristiano es aquel que sirve, que sigue, que es discípulo del Señor Jesús. Es aquel que ha puesto a Jesús en el primer lugar de su vida.

Muchos cantan diciendo que quieren hacer del Señor Jesús su prioridad, pero es solo de palabra. Porque, en realidad e infelizmente, están pensando en sí mismas.

Si usted usa la mentira siendo una persona que se dice cristiana, está sirviendo al diablo. ¿Cómo puede una persona que sirve a Dios usar la mentira o el engaño para sacar provecho? ¿Cómo es que usted sigue la verdad y practica la mentira? Si es mentira, está engañándose a sí mismo.

Jesús dijo: Aquel que me sirve, el Padre le honrará.

Pero cuando usted miente al decirse cristiano, cuando usa una farsa para su beneficio personal, está siendo usado por el diablo. Usted está engañando.

Piense bien en sus actitudes, en su comportamiento, para que, antes de exigirle a Dios sus bendiciones, usted se autoanalice.

¿Cómo puede ser que una persona que tiene el Espíritu Santo ande con la mentira?

El Espíritu de Dios es el Espíritu de justicia, de santidad, de vida correcta.

Cuando una persona comete un pecado conscientemente, está haciendo exactamente lo contrario al Espíritu de Dios, porque el Espíritu de Dios es verdad, honestidad y justicia.

No confunda las cosas.

El Espíritu de Dios es Dios dentro de Sus verdaderos siervos. Y cuando la persona se dice sierva y miente de forma descarada es porque su vida no está en el Altar. Y, si su vida no está en el Altar, ¿dónde está? Si usted muriese hoy, ¿sería salvo? Piense en eso.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games