Hepatitis, cuando el hígado sufre

Hepatitis, cuando el hígado sufre

Por

salud01843
La hepatitis es una enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Su causa puede ser infecciosa (viral, bacteriana…), inmunitaria (por autoanticuerpos, hepatitis autoinmune) o tóxica (por ejemplo por alcohol, venenos o fármacos). También es considerada, dependiendo de su causa, una enfermedad de transmisión sexual.

Hay varios tipos de hepatitis, siendo las más comunes la A y la B.

La hepatitis A es de origen virósico. Se transmite por el contacto con deposiciones de otro enfermo, por falta de higiene en el hogar o bien el consumo de alimentos contaminados y mal lavados. Si bien hoy en día existen vacunas que pueden prevenirla, las condiciones de saneamiento ambiental y las normas de higiene al interior del hogar son la forma más eficaz de evitar su desarrollo.

La hepatitis B es una enfermedad grave causada por un virus que se transmite por la sangre o por vía sexual desde un enfermo con hepatitis activa o de un portador sano del virus de la hepatitis B (VHB). Puede causar una infección aguda o crónica y así persistir en la sangre, causando cirrosis (cicatrización) del hígado, cáncer del hígado, insuficiencia hepática y la muerte. También existe una vacuna para su prevención.

En las últimas décadas también se identificaron los virus de las hepatitis C, D, E, F y G.

También se producen cuadros de hepatitis debido al consumo de drogas, alcohol, a las toxinas como el cloroformo o el fósforo blanco, o a anomalías del sistema inmune.

Por este motivo es recomendable realizarse un chequeo anual que incluya análisis de sangre y orina, porque en ellos se verifica el funcionamiento del hígado.

“Había sido desahuciada por los médicos”

s-ivana01843Las enfermedades afligían a Ivana Terrussi, ella tenía psoriasis y hepatitis A y B, por lo que estuvo al borde de la muerte. Los médicos prácticamente la habían desahuciado. Sin embargo, la salud no era lo único que aquejaba a Ivana, su familia también atravesaba muchos problemas y eso la había convertido en una chica muy nerviosa con un carácter muy fuerte. Incluso no podía dormir a la noche.

A través de una invitación para participar de las reuniones de la Universal ella encontró la sanidad que tando necesitaba. “Hice las cadenas de oración y pude dormir, logramos vencer los problemas familiares y fui sanada completamente. Me hicieron nuevos estudios y el diagnóstico indica que estoy curada”, afirma sonriendo. Hoy Ivana disfruta de una vida plena, tiene salud y es muy feliz junto a sus seres queridos.

Martes de sanidad a las 8, 10, 16 y principalmente a las 20hs en Av. Corrientes 4070 – Almagro y en la Universal más próxima a su hogar (Direcciones de la Universal AQUÍ)