¿Hay salida para la violencia de género?

¿Hay salida para la violencia de género?

Por

n-tapa01852
En 2013, un total de 295 mujeres fueron asesinadas por el solo hecho de ser mujer, según cifras difundidas por la asociación civil La Casa del Encuentro en una nueva celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el pasado 25 de noviembre. La coordinadora de la institución, Fabiana Tuñez, afirmó: “Este es un día de lucha en el que todos tenemos que estar unidos bajo un mismo objetivo: eliminar la violencia contra las mujeres, que es una pandemia en el mundo”.

Ada Rico, directora de La Casa del Encuentro, agregó que “no puede ser que muera en Argentina una mujer cada 30 horas; las muertes son evitables si se concientiza a la gente y se profundizan las políticas públicas integrales de protección. En estos últimos años hubo grandes avances en el país en la legislación, pero hablar de femicidio implica que el asesinato ya sucedió, y creemos que se debería trabajar para evitarlo”, advirtió.

Hijos sin madre
Que 295 mujeres hayan sido asesinadas en Argentina significó que un total de 405 chicos se quedaron sin sus madres, 263 de los cuales son menores, de acuerdo al informe. En la mayoría de los casos, las mujeres habían denunciado a sus agresores, que suelen ser los padres de esos chicos que se quedaron sin mamá.

Lo que se reclama es que la Justicia tenga en cuenta las expresiones y necesidades de los chicos. Tanto Fabiana Tuñez como Ada Rico, del Observatorio de Femicidios de la ONG dan como ejemplo el caso del femicidio de Adriana Marisel Zambrano, que fue asesinada por su pareja en Jujuy en julio de 2008. Su hija está obligada por la Justicia a revincularse con su padre, quien asesinó a su mamá. “Ella sufre por eso, pero no se ha logrado que la Justicia la escuche. En este caso queda más que claro que no existen los derechos de la niña a una vida libre de violencia”.

Cifras que asustan
Otro reporte, realizado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, mostró que en los últimos cuatro años, los hospitales bonaerenses atendieron a más de 2600 mujeres que sufrieron violencia de género.

De acuerdo con el relevamiento hecho por la cartera sanitaria, de esa suma un 63 por ciento de los casos tiene lugar en el seno familiar, y un promedio de 50 de este tipo de situaciones por mes son las que se advierten en los hospitales de la Provincia. “Se establecieron acciones directas de prevención y se instaló la problemática en la agenda sanitaria de trabajo como una de las prioridades”, dijo Lidia Tundidor, responsable del Programa Provincial de Prevención y Atención de la Violencia familiar y de género, según publicó Diario Popular.

Para atender los abundantes casos, se capacitó a unas 16 mil personas, entre ellos equipos de salud y organizadores de la comunidad: “se formaron para que sepan como intervenir en situaciones tan sensibles, la idea es darles un abordaje integral e intersectorial en la prevención y atención de las familias y mujeres víctimas de violencia”, explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia.

Tal cual surge de los datos aportados por Salud, del 86,9 por ciento de los casos, esto es unos 2285, son de mujeres y el 13,1 a hombres. Además, se registró un aumento de ataques sexuales relacionados con violencia física. De acuerdo con la misma estadística, la franja hectárea más afectada fue en las mujeres entre 20 y 39 años, pues del 77,1 por ciento de los casos que eran en 2010 pasaron a un 93,6 por ciento este año.

Otros tipos de violencia
La violencia de género no es solamente física. Cuando el hombre controla todos los ingresos del hogar, manipula el dinero o se lo provee en cuentagotas a su mujer, está ejerciendo también una forma de violencia conocida como “abuso económico y patrimonial”.

Al marcar la desigualdad en el acceso al dinero, se atenta directamente contra la autonomía y libertad de las mujeres. Se registran este tipo de violencia cuando ellas no pueden disponer de sus documentos o su dinero, cuando se les niega la posibilidad de administrar su sueldo o la Asignación Universal por Hijo (AUH) e, incluso, cuando se incumple con la cuota alimentaria, dice Perla Prigoshin, Coordinadora Nacional de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género (CONSAVIG).

La violencia económica resulta difícil de identificar porque suele ser invisible, a menudo se presenta de manera sutil y encubierta. “La educación formal y no formal ha enseñado a ver la realidad con las categorías del dominador. Esas mujeres, con la mejor buena fe, piensan que siempre fue así y que es ‘obligación masculina’ proveer y deber femenino, depender. Cuando una mujer que está en esa dinámica encara una tarea laboral por fuera de la casa lo hace ‘para ayudar’ y está bien visto que así sea”, explica Enrique Stola, médico psiquiatra feminista, a Entremujeres.

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), explica que “la cultura patriarcal supone que el hombre debe ser el que se ocupe de sostener a la mujer y los hijos y, aunque no sea ‘el proveedor’, igual debe administrar el dinero y controlar cuánto da a la mujer”.

¿Cómo salir de esa situación?

Lo primordial es reconocer que hay problemas de violencia dentro de la pareja, para luego pedir ayuda. Muchas mujeres tratan de convencerse a sí mismas, pensando que el agresor no es una mala persona y que actúa así porque está presionado o atravesando problemas en otras áreas de la vida. Sin embargo, la violencia no se detiene y la víctima sufre en silencio.

Para pedir ayuda, puede contactarse con las siguientes dependencias públicas:

* Atención Integral a las Víctimas de Violencia Doméstica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. En CABA: teléfono 137 las 24 horas, en toda la Argentina: 0800-222-3425.

* Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 0800 666 8537 (MUJER). Las 24 horas, todos los días del año. Opción 1: Violencia hacia la mujer; Opción 4: Delitos Sexuales.

* Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Denuncia en caso de violencia familiar. Lavalle 1250, CABA. Lunes a viernes, las 24 horas. 4370-4600, internos 4510 al 4514.

* Centro de Atención a la Víctima, depende de la Policía Federal Argentina. Zona Norte: Av. Las Heras 1855, 1º piso, CABA. 4801-4444 / 8146. Lunes a viernes de 8 a 20 h. Zona Sur: Vélez Sársfield 170. 4305-2010.

Córdoba dice basta de violencia hacia las mujeres Las manifestaciones sociales a favor de la erradicación de prácticas violentas hacia las mujeres fue el eje para concientizar sobre esta problemática en todo el país

Córdoba dice basta de violencia hacia las mujeres Las manifestaciones sociales a favor de la erradicación de prácticas violentas hacia las mujeres fue el eje para concientizar sobre esta problemática en todo el país