“Hágalo como si lo estuviera haciendo para Dios”

“Hágalo como si lo estuviera haciendo para Dios”

Por

“Siempre les digo a los muchachos aquí en mi trabajo: cuando ustedes hagan algo, háganlo como si lo estuvieran haciendo para Dios. Usted hará siempre lo mejor.”

La frase fue dicha por el líder de logística, Marcos Aparecido Gomes da Silva (foto de al lado), de 30 años, a un nuevo empleado, que supuestamente estaba comenzando en la empresa. No obstante, lo que Marcos no sabía en aquel momento era que el “colaborador aprendiz” en realidad, era su jefe, que estaba disfrazado y observaba la postura del profesional.

Este consejo provocó la sorpresa y al mismo tiempo la admiración en el director de la prestigiosa empresa en la que Marcos trabaja, pues, como el propio líder observó, “solamente el que piensa de esta manera hace todo con amor”.

En tan solo tres años, Marcos fue ascendido cinco veces, y, comenzó desde abajo, como ayudante general. Actualmente, como líder de logística, él coordina un equipo de 37 personas.

“Cuando comencé a trabajar, como ayudante, me puse en la cabeza que no podía perder una oportunidad más en mi vida. Fui esforzándome para aprender cosas nuevas, haciendo todo con seriedad, responsabilidad, respetando a todos los que estaban a mí alrededor. Traté de profesionalizarme en las áreas que yo podía crecer dentro de la empresa e hice los cursos necesarios. Yo siempre di lo mejor de mí para ejecutar las tareas del día a día. Fui perfeccionándome cada vez más, colocando en práctica las enseñanzas de la fe, o sea, de luchar y no desistir, dando lo mejor en todo lo que me confiaban”, cuenta Marcos.

Un pasado de luchas

Sin embargo, Marcos dice que en el pasado enfrentó muchas luchas y obstáculos en su vida. Durante la infancia, en Maceió, capital de Alagoas, pasó muchas dificultades, pero veía que su madre era muy luchadora, ella nunca dejó de luchar por sus hijos.

Su juventud tampoco fue tranquila. Marcos cuenta que era rebelde, que se peleaba con los hermanos y no le daba importancia a los estudios. El padrastro era alcohólico y cuando llegaba a la casa agredía a todos – tiempo después, la madre de Marcos se separó. En esa misma época, uno de los hermanos de Marcos fue asesinado con 7 tiros – el autor de los disparos fue un antiguo amigo de los hermanos.

A causa de las fiestas y malas amistades, Marcos entró en el mundo de los vicios. Él comenzó por el cigarro, después siguió con la marihuana, pegamento, terminando en el crack y la cocaína. Y aunque intentaba y se esforzaba para cambiar de vida, no lo lograba. Tuvo una hija con su ex mujer, que actualmente tiene 6 años. “Nadie creía en mí, ni siquiera mi familia, no tenía perspectiva de vida”, recuerda.

El momento de la trasformación

Marcos dice que  lo que marcó el cambio de su vida fue haber participado de las reuniones en la Universal. Por medio de la orientación de los pastores y voluntarios, recibió palabras de Salvación, y aprendió que Dios puede cambiar la vida de cualquier persona.

Hoy él ayuda en el grupo Fuerza Joven Universal,  y usa su experiencia en el mundo del dolor y sufrimiento, para ayudar a rescatar a los jóvenes que se encuentran en la misma situación en la que él un día estuvo, concientizándolos sobre los males de los vicios.

“Así como Dios cambió mi vida, también cambiará la de esos jóvenes. Nosotros les enseñamos que para ser felices no es necesario el uso de drogas, las fiestas, la prostitución y las falsas amistades. La única cosa que ellos necesitan es tener la presencia de Dios en sus vidas y que todos sus sueños se volverán realidad por medio de la fe”, destaca Marcos. Él habla sobre los innumerables acontecimientos buenos que forman parte de esta nueva etapa, entre ellos su actual matrimonio.

Por medio de su experiencia, Marcos deja algunos consejos: “nunca deje de luchar por sus sueños. Dé siempre su mejor. Tenga fe. Crea en su potencial. Busque ser el mejor en lo que hace. Nunca deje de estudiar – busque siempre aprender cosas nuevas.”

Si usted está sufriendo y desea recibir un consejo espiritual, participe de los encuentros diarios e Buscar una dirección para conocer la dirección de la Universal más cercana a su domicilio.