Grupo norteamericano consume marihuana para acercarse a Dios y entender mejor la Biblia

Grupo norteamericano consume marihuana para acercarse a Dios y entender mejor la Biblia

Por

MARIHUANA1-1024x576 Muchas personas se quejan de que no pueden vivir una vida plena con Dios; no leen la Biblia por ser un libro de difícil comprensión e incluso inventan maneras que consideran “fáciles” para comprender las Sagradas Escrituras.

Es lo que un grupo considerado cristiano está haciendo en Colorado, en Estados Unidos. Conocidos como los “Adictos a la marihuana de Jesús”, se reúnen para consumir marihuana mientras estudian la Biblia, porque, según ellos, eso los “acerca a Dios”.

Para algunos integrantes del grupo, el consumo de la droga (que está legalizada en el estado) ayuda a comprender mejor la Biblia; y la idea ha atraído simpatizantes de otras religiones.

Y usted, ¿qué piensa sobre esto? Responda nuestra encuesta a continuación:

En búsqueda de facilidades

La Palabra de Dios es como Él. Aun siendo grandiosa y con tantos misterios, es directa, sencilla, hecha para ser vivida y no solo para escuchar hablar sobre:

“Porque este mandamiento que Yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos. No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos? Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos? Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.” (Deuteronomio 30:11-14)

Muchos no están dispuestos a hacer los sacrificios que una vida con Dios exige. Solo que las facilidades nunca combinaron con una verdadera vida cristiana. El propio Señor Jesús ya había advertido sobre esto:

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mateo 7:13-14)

Lamentablemente muchos han buscado adaptar la Palabra de Dios a sus vidas y no al revés, distorsionando de esta manera lo que la Biblia dice y también llevando a otras personas al mismo error que ellas están cometiendo.

Pero no se deje engañar, la Palabra de Dios es pura y santa, trae vida a todos los que se someten a ella de todo corazón,y, para eso, no hay necesidad de drogas u otros recursos. Basta ir hasta Dios con sinceridad y humildad, reconociendo cuánto necesita conocerlo y, lo más importante: dispuesto a obedecer Su dirección.

Comparta este mensaje con sus amigos y familiares.