“Generalmente las oportunidades llegan disfrazadas de problemas”

“Generalmente las oportunidades llegan disfrazadas de problemas”

Por

000081770559-00

Un jefe que le trae más trabajo, una reunión que surge a última hora, una propuesta que le incita a salir de su zona de comodidad. Si esas situaciones le parecen familiares, manténgase atento, usted puede estar muy cerca de una oportunidad y no lo sabe. Y, ¿cómo? La respuesta es simple, si tiene el suficiente impulso para hacer su mejor, automáticamente, ganará notoriedad por sus esfuerzos.

La mayor dificultad que las personas tienen es la de identificar todas estas señales que surgen sutilmente. “Generalmente, las oportunidades llegan disfrazadas como problemas. La persona que no tiene visión, puede no identificar una oportunidad cuando pasa por ella, y lo peor, hasta puede quejarse de la situación”, afirma el autor del libro “50 Tonos para el Éxito”, Jadson Edington. “Si nadie conoce su trabajo, ¿cómo puede esperar ser llamado para algo? Si nadie conoce su empresa, ¿cómo espera cerrar grandes contratos?”

En el libro, el autor destaca la conocida historia bíblica de David que enfrentó al temido gigante Goliat. “Nadie quería ir a luchar contra el gigante, y, por disponerse a luchar, David se destacó. Él estaba en el lugar correcto en el momento adecuado, como todos los otros guerreros. Lo que lo distinguió fue la decisión que tomó. Tomar la decisión correcta es aún más importante que estar en el lugar correcto en el momento adecuado”.

“Generador de oportunidades”

Si usted elige hacer lo que nadie más quiere hacer, se convierte en un “generador de oportunidades” para sí mismo. ¿Qué le parece aprender algo nuevo? “Encuentre placer en el desafío, en la superación. Cuando una oportunidad imperdible aparezca, aprovéchela, simplemente por ser uno de los únicos que salieron de la inercia”, afirma Jadson.

Si las oportunidades surgen disfrazadas de problemas y el ser humano siempre está propenso a quejarse, ¿qué le parece eliminar ese hábito de su vida? “Las quejas son uno de los mayores repelentes de las oportunidades. Cada vez que usted se queja, está alejando una oportunidad”. Lo ideal es mirar el lado positivo de la situación. ¿Quién sabe si usted descubre oportunidades ocultas como diamantes?

Tener en mente la posición que desea alcanzar y comenzar a actuar como si ya hubiera tomado posesión, es un excelente salto hacia la oportunidad, según Jadson. “Si usted quiere ser un gerente, comience a mirar a la empresa como si ya fuera el gerente. Véase como el gerente. Piense lo que haría y qué dificultades podría enfrentar. Cuando su jefe piense en alguien para ascenderlo como gerente, ¿en quién cree que pensará?, aconseja el autor.”

Lo mismo sirve para los que quieren abrir su propia empresa. “Mire su oficina como si fuera el propietario de la empresa. ¿Usted permitiría esa basura encima del escritorio? Si fuera su jefe, ¿permitiría que ese empleado (usted) pasara tanto tiempo en Facebook? Entonces, limpie su escritorio, cierre el Facebook, haga su trabajo, tenga responsabilidad y piense en grande. No tardará mucho en encontrar una buena manera de abrir su propio negocio”, destaca.

Participe de las reuniones del Congreso para el Progreso, que se realizan todos los lunes en la Universal. Haga clic aquí para ver la dirección de la iglesia más cercana a usted.