Gastar el tiempo

Gastar el tiempo

Por

“Quebrantada está mi alma anhelando tus ordenanzas en todo tiempo.” (Salmo 119.20)

Eso acontece con quien quiere hablar y oír la voz de Dios, día, noche y de madrugada. Este da su tiempo a Él, porque su alma es saciada a través de esa búsqueda.

Más mensajes en fonteajorrar.com/es