Futuro y Esperanza

Futuro y Esperanza

Por

Estamos viviendo días en los que especialistas, familiares, políticos, reporteros, economistas, religiosos, todo el mundo, quieren hablar sobre el destino del pueblo  Argentino, la apariencia es que Argentina es el chiste de la vez, está en la boca de todo el mundo… pero mi vida no, mi fe-inteligente, mi familia no, mi Iglesia y mis planes tampoco. Yo no tengo que preocuparme con lo que la gente dice, porque yo soy el responsable por mi vida, decisiones, elecciones, reacciones, por mi matrimonio, por mi familia, yo soy responsable por mi alma, por mi Salvación, ¡y yo elijo creer en los Planes de Dios!

Vea lo que Está Escrito:

“Porque Yo Sé los Planes que tengo para vosotros» —declara el Señor— «Planes de Bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

Pueden decir lo que quieran, quien tiene boca habla lo que quiere, pero yo no tengo por qué creer ni aceptar lo que la gente dice, cree o descreer, yo tengo el poder y la autoridad para decidir en quién voy a creer y qué voy a hacer.

Dios Dijo: “Yo Sé los Planes que tengo para ti…” Así como Dios tiene Planes para uno, satanás y sus demonios también tienen planes para el ser humano, que son robar, matar y destruir, pero los Planes de Dios son perdonar, liberar, realizar y salvar.

Está Escrito, “Declara el Señor…” no es de pastor, de político, de economista, jueces, ni de familiar o amigo, es Palabra del Señor.

«Planes de Bienestar y no de calamidad…”

Los Planes de Dios son para que uno esté bien, son Planes de bienestar espiritual, quien hace de Dios, Su Plan el centro de su vida, ese bienestar se van a reflejar en su salud, matrimonio, en su familia, trabajo, en sus estudios, en sus proyectos. Los Planes de Dios son Planes de bienestar y no de calamidad, no de enfermedad, no de miseria, no de depresión, no de violencia, no de rencores, no de adiciones, no de separación familiar, no de calamidad

“… para daros un futuro y una esperanza”

Futuro y Esperanza… ¡Qué lindas palabras! ¿Verdad? Un futuro y una esperanza.

Dios le Dice: “Tu matrimonio, tu familia, tu hijo, tu empresa, tienen futuro, ¡no importa lo que digan los demás! Elige creer en lo que Digo Yo, Yo tengo Planes para ti, Planes de bienestar y no de calamidad, Yo tengo un futuro con esperanza para ti”.

¡Dios nos da futuro y esperanza!

  • ¿Aceptas? Entonces confía en Él tus planes.