Fin de los Tiempos: el comienzo de los conflictos

Fin de los Tiempos: el comienzo de los conflictos

Por

tiempos22Los pueblos que se enfrentan en el Medio Oriente tienen origen en los hijos de Abraham.

Muchos quieren entender cómo comenzaron los conflictos entre los judíos y los árabes, que tanto afectan al Medio Oriente.

Según vemos en Génesis, Dios le prometió a Abraham un hijo biológico. Por la avanzada edad de él y de su esposa, Sara (que, encima, era estéril), el hombre ya no tenía más esperanzas. La promesa le dio nuevo aliento, aunque habían pasado algunos años sin que el retoño llegara.

Pero su esposa no tuvo la misma paciencia. Intentó “encontrar una vuelta” para que la promesa fuera cumplida pronto. Convenció al marido a acostarse con una esclava fértil, Agar, que quedó embarazada y dio a luz a Ismael. Sara prometió cuidar del niño, que nació como su propio hijo.

Después de 14 años, todos se espantaron. Sara quedó embarazada y nació Isaac, el verdadero fruto de la promesa.

Un día, Sara vio a Ismael burlarse de Isaac. Creció en ella un sentimiento de celos. Ese que sería tratado como hijo ya no merecía más, a los ojos de la anciana, ser heredero de Abraham junto con su Isaac.

Sara hizo de todo para que Abraham desechara al hijo de la esclava. Buscando entendimiento con Dios, el patriarca decidió respetar la voluntad de su esposa. El Señor le prometió que Isaac sería llamado la descendencia de Abraham, “como las incontables estrellas”.

Abraham se levanto muy temprano un día  y dejó a Agar y a Ismael en el desierto, con un poco de agua y pan (ilustración).

Dos pueblos se formaron a partir de los dos hijos de Abraham. Isaac dio origen a los judíos, mientras que de Ismael surgieron los árabes. Los desacuerdos entre los dos pueblos permanecen hasta los días actuales y parece estar lejos de un fin. Los conflictos empeoran cada vez más, exigiendo cada lado para sí la Tierra Santa, reclamando derechos históricos.

Ni el establecimiento del Estado de Israel, después de la Segunda Guerra, terminó con los conflictos que, según la Palabra, aún tiene mucho por delante, y en poco tiempo culminará en lo que está previsto en el Apocalipsis.

 

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games