Felices los pobres en espíritu

Felices los pobres en espíritu

Por

“Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el Reino de los Cielos”. Mateo 5:3