Fe, salud y ciencia

Fe, salud y ciencia

Por

¿Es posible sanarse de una enfermedad a través del uso de la fe? La respuesta es sí.

Desde luego que la fe, a diferencia de lo que algunos creen, no se contrapone a la medicina. Al contrario, Dios ha dotado al ser humano de sabiduría y conocimientos para que pueda sobrevivir y también contribuir al bienestar de la humanidad. Además, si la fe fuera enemiga de la ciencia, Dios no hubiera elegido como Su siervo a un médico, como lo fue Lucas, ni tampoco Le hubiera dado Su Espíritu para inspirarlo a escribir uno de los evangelios.

Sin embargo, a pesar de los increíbles avances científicos, la ciencia y la medicina se sujetan a las leyes de la naturaleza, a lo que se puede comprobar bajo pruebas y experimentos. Y es justamente allí donde el Arquitecto del Universo aparece para mostrar la grandeza de Su poder.

En una entrevista dada a la revista Scientific American, el físico y astrónomo brasileño, Marcelo Gleiser, expresó lo siguiente: “Creo que debemos adoptar un enfoque mucho más humilde del conocimiento, en el sentido de que si observas detenidamente la forma en que funciona la ciencia, verás que sí, es maravilloso, magnífico, pero tiene límites. Y tenemos que entender y respetar estos límites. Y, al hacer eso, al comprender cómo avanza la ciencia, esta se convierte en una conversación profundamente espiritual con lo misterioso, sobre todas las cosas que no sabemos”.

La magnitud del universo, la perfección de la naturaleza y la complejidad de la estructura del ser humano demuestran que hubo una mente superior detrás de semejante creación. Sería ridículo, entonces, probar la existencia de Dios a través de un procedimiento científico o un simple tubo de ensayo. Porque, ¿qué tipo de dios sería si así lo hicieran?

Los milagros sí existen

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), el milagro es un “hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino”.

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aún se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.” Hechos 19:11-12

Al igual que el apóstol Pablo, la Universal les entrega un lienzo consagrado a las personas para que, a través del uso de la fe, sean curadas de las enfermedades y comprueben que el Altísimo es real y está presente en la vida de aquellos que Lo buscan.

Si usted tiene una enfermedad, además de realizarse los tratamientos médicos correspondientes, tiene la oportunidad de participar de la Reunión de Sanidad todos los martes y determinar el milagro en su salud.

Participe a las 8 h, 10 h, 16 h o 20 h, en la Universal más cercana a usted.

Si en su localidad rigen las medidas sanitarias que le impiden participar de las reuniones de manera presencial, usted podrá hacerlo de manera online, a las 20 h, a través de:

La radio Red Aleluya FM 106.3 y en todas sus repetidoras en el país o por Radio Buenos Aires AM 1350.

La App Red Aleluya Argentina. Podrá descargarla gratuitamente a través de App Store o Play Store.

Si desea comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al: (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en esta página, como en el periódico y en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben interpretarse en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.