Evento de fe en Irlanda

Evento de fe en Irlanda

Por

Multitud fue al estadio de la capital de Dublin para invocar a Dios

Hace casi 8 años, la Iglesia Universal del Reino de Dios viene anunciando la Palabra de Dios a los irlandeses, llevando esperanza y vida para todos. Por más que la religión profesada por la mayoría sea el catolicismo, los mensajes de fe y esperanza transmitidos por los voluntarios de la IURD superan la religiosidad y transforman vidas.

En Dublin capital de Irlanda, el 20 de mayo, el Centro de Conferencia del Estadio Croke Park estuvo repleto de personas que fueron decididas a cambiar de vida participando del evento “Nada me faltará”, basado en el pasaje bíblico de Salmos 23. A cargo del pastor Guilherme Munhoz, responsable por el trabajo de la IIURD en el país, la multitud presente recibió oraciones de liberación, palabras de fe y la unción con el aceite consagrado en Israel.

El obispo Celso Junior responsable por el trabajo de la IURD en Inglaterra, también estuvo presente en la concentración y destacó la importancia del uso de la fe sobrenatural para la conquista del milagro. “Cuando usted recibe la unción con el aceite es como si una señal luminosa se encendiera en usted enviando un pedido de socorro a los cielos”, afirmó

La irlandesa Jessica Hutchinson llegó al encuentro con algunas dudas y preocupaciones, pero después de oir el mensaje y recibir las oraciones de fe, tuvo fuerzas para superar todos los obstáculos. “Me gustó mucho este día. Estoy esperando el próximo, que creo que será mucho mayor aún, esa es mi fe”, dice.

Para el pastor Jorge Anderson y su esposa, Kelly Gonçalves, que hacen la Obra de Dios en el país, ver la multitud unida en una sola fe aumentó en el corazón de ellos el deseo de servir más a Dios. “Cuando llegué aquí el trabajo aún estaba comenzando, con pocas reuniones, y no era fácil comunicarse con las personas, pues no sabía hablar inglés. Sin contar que muchos irlandeses entraban en la iglesia y  discriminaban, diciendo que nuestra iglesia era una iglesia de inmigrantes. Pero el trabajo fue creciendo, mes tras mes, personas nuevas viniendo, siendo curadas y dejando sus religiones de origen para servir a Dios. Tengo certeza que ese día quedó marcado en la vida de cada persona que estuvo en ese evento”, comenta el pastor.

Un evento espectacular. Esas fueron las palabras de Renata Podyma, que agradeció la oportunidad de estar presente en el encuentro. “Yo amé estar aquí, los mensajes fueron fuertes y muy intensos. Pude tener un encuentro con Dios y mi vida ahora le pertenece. Tengo certeza que no estoy más sola”, comentó.

Nueva por la fe

Elizabeth Madimabe también participó del evento y contó las bendiciones alcanzadas después de usar la fe en el Señor Jesús. Tenía una vida financiera con problemas y en el intento de cambiar esa situación recurrió a la hechicería. “Me pidieron que fuese al cementerio a lavar la tumba de mi madre para tener suerte, peo de nada sirvió. Pasé a tener pesadillas y mucho miedo”, recuerda.

Hasta que un día Elízabeth pasó frente a un templo de la iglesia, al entrar recibió orientaciones para cambiar de vida a través de la fe y el resultado sucedió. “Hoy estoy libre de todo el miedo, miseria y sufrimiento. Logré comprar el auto de mis sueños, un BMW Mini, mi vida financiera está transformada, puedo comprar todo lo que quiero. Mi hija también está en la iglesia conmigo. Puedo decir que soy feliz”, finaliza.