Estudios afirman que las personas absorben la energía una de las otras

Estudios afirman que las personas absorben la energía una de las otras

Por

64389597_00

Un estudio realizado por la Universidad de Bielefeld, en Alemania, comprobó que las plantas se alimentan de la energía de las otras plantas que están a su alrededor. Según la investigación, los cuerpos físicos de las plantas no solo realizan la fotosíntesis, sino que también actúan como esponjas que absorben la vibración energética a su alrededor.

Otra investigación realizada sobre el tema, por la psicóloga y terapeuta Olivia Lee Bader, demuestra que lo mismo sucede con los seres humanos. Las personas son influenciadas por la energía de quien está a su alrededor, y eso explica, por ejemplo, por qué algunos se sienten mal en determinado grupo, aunque no conozcan a aquellas personas.

“El organismo humano es muy parecido a una planta, que succiona y absorbe la energía necesaria para alimentar los estados emocionales , dependiendo de sus necesidades”, explica la psicóloga.

Esponja espiritual

En una publicación en su blog personal, el obispo Edir Macedo defiende que la energía emitida, no solo por otras personas, sino, principalmente, por seres sobrenaturales, influyen al ser humano. Sin embargo, él explica que, así como todas las demás formas de energía, es necesario que la persona esté abierta para recibir esa influencia para que se manifieste.

“Lo mismo ocurre con la electricidad, las ondas de radio, internet, el teléfono, el viento y todas las fuentes de energía y comunicación que existen. Para que funcionen, se necesita un receptor”, afirma. “La energía existe en  todo momento y en todas partes, pero solo es eficaz cuando hay una conexión entre emisor y receptor.”

Aprovechándose de eso, el mal ha invertido en contra de muchos, con el fin de causar desgracias, en diferentes situaciones. Se puede ver esa influencia, por ejemplo, en las relaciones sentimentales. Muchas veces el simple hecho de entrar en la casa y ver a la otra persona de mal humor hace con que esa energía negativa se impregne también en quien está llegando, aunque el otro no diga nada. A partir de ahí las conversaciones ásperas e incluso las peleas pueden suceder, sin motivo aparente.

“Por eso el diablo ha emitido todo tipo de energía negativa hacia los humanos. Él hace eso todo el tiempo con usted, conmigo, con todos”, afirma el obispo. “Pero el que aprende a “apagar el receptor” de la negatividad, y a no recibir la energía negativa del mal, no es afectado por ella.”

Buena energía

Si por un lado el mal quiere perturbar su vida, por otro Dios le ofrece una energía mucho más potente, capaz de vencer cualquier influencia negativa: la fe.

Y haciendo uso de la fe en Él, basada en Su Palabra, esa persona puede protegerse contra las energías malignas y, más que eso, utilizar la fuerza de Aquel que creó todas las formas de energía para vencer en la vida.

“Esta energía de Dios es la que penetra donde el psicólogo no puede, donde el remedio no llega y la inteligencia humana es insuficiente. Ella es capaz de todo porque todo es posible al que cree, al que recibe la Palabra de Dios, sin duda. En este momento, ahí donde usted se encuentre, puede recibir esta energía que le estoy pasando”, concluyó el obispo.

¿Quiere entender mejor sobre la energía que Dios le proporciona y aprender a utilizarla? Entonces participe del Encuentro con Dios, que se realiza los domingos a las 7, 18 y principalmente 9:30h, en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o en la iglesia más cercana a su hogar.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games